26 de Septiembre de 2018

Yucatán

La 'Golondrina viajera', una mujer de canto

Maricarmen Pérez es reconocida y aclamada en escenarios de 17 países; sus padres fueron parte fundamental para que amara la música.

Maricarmen Pérez ha grabado 13 discos. (Juan Albornoz/SIPSE)
Maricarmen Pérez ha grabado 13 discos. (Juan Albornoz/SIPSE)
Compartir en Facebook La 'Golondrina viajera', una mujer de cantoCompartir en Twiiter La 'Golondrina viajera', una mujer de canto

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La pasión por la historia y la música son los pilares de la carrera artística de la cantautora Maricarmen Pérez, la cual ha sido construida en suelo firme y con la orquesta en las manos. 

La intérprete enamora con su voz y sorprende con su manejo de la guitarra.

La llamada Golondrina viajera es gestora cultural, investigadora y recopiladora musical. 

Es reconocida y aclamada en escenarios de 17 países, donde hasta ahora se ha presentado promoviendo sus raíces yucatecas, mexicanas y latinoamericanas en territorios del viejo y nuevo mundo.

Su labor de promoción le valió el nombramiento de “Embajadora Internacional de la Música Yucateca”, otorgado por el Museo de la Canción Yucateca, y es desde 1999 solista de la emblemática Orquesta Típica Yukalpetén.

Se ama lo que se conoce 

En casa de la pequeña Maricarmen destacaban los libros, los cuales estaban organizados para el disfrute de niños, adultos y la familia entera.

Era común que las reuniones se convirtieran en bohemias, encuentros corales y musicales, en los que la abuela, sus padres, los tíos y tías participaban montando escenas con las cuales, sin proponérselo, sembraron en la artista el amor profundo por la música.

Hernán Pérez Vega, su padre, era un trovador del alma; un apasionado de la música e ingeniero valuador de profesión, así como amigo de exponentes como Pastor Cervera, Pepe Villamil y Coqui Navarro.

“La formación musical está ligada directamente a lo que tus padres escuchan en casa. Mi padre amaba la música cubana, a los grandes del jazz y la música mexicana".

"Mi madre, por su parte, la opereta, zarzuelas y los artistas de la época, quienes cantaban boleros, música yucateca y la nueva trova cubana".

"Descubrí el bossa nova a los ocho años en el tocadiscos de mi chichí (abuela); a los nueve comencé a tocar la guitarra, en la cual tenía mucha facilidad, pero fue hasta la secundaria cuando la música se volvió algo serio". 

"Cuando me sentía el patito feo: gordita y morenita y mi padre estaba en tiempo de vacas flacas, la música se transformó en mi confidente”, recordó.

Trazando el camino 

Durante su adolescencia, a pesar de contar con la música como su compañera, su objetivo fue ser historiadora. 

Posteriormente, esa claridad se difuminó con la antropología y tras conocer a unas encantadoras mujeres de la Academia Comercial del Instituto Rogers, eligió ser secretaria ejecutiva bilingüe. 

Esta profesión le dio la oportunidad de construir un camino en el mundo internacional, pues se desempeñó en el Instituto Mexicano de Comercio Exterior y la Torre de Control del Aeropuerto. 

Esos conocimientos le dieron sólidas herramientas: la optimización de sus recursos y tiempo, así como una segunda lengua, que le ha facilitado su labor.

“Lo que me apasionaba era la música, pero sólo como un pasatiempo, hasta que un amigo me presentó a Mario Augusto Esquivel y me uní al Clan 67, donde éramos un montón de personas cantando y tocando en un plan creativo. Este fue mi primer acercamiento formal a la música”, apuntó.

Maricarmen ha hecho discos como solista y canta en la Orquesta Típica de Yucalpetén

En ese camino conoció a su colega y amiga del alma Ligia Cámara (q.e.p.d.), quien marcó su carrera hasta ahora.

“Alguien que ha sido y seguirá siendo una de las personas más importantes de mi vida musical es Ligia Cámara”, comentó con la voz entrecortada y los ojos húmedos, mientras exclamaba a media voz: “¡Quítate!”. Luego bajó el tono y dijo: “siempre se me presenta, la sigo extrañando mucho”. 

Una de las últimas presentaciones que compartió con ella fue “De nuevo juntas”, en donde interpretaron temas de bossa nova y jazz.

Maricarmen vivió en Estados Unidos y Puerto Rico. Tras su regreso a Mérida se unió al Clan 77 después que un artista renunciara, por lo que desde entonces los pasos a través de la música fueron más firmes. 

Tocó con la V Generación, de Sergio Esquivel y Sonidos del Eco. 

Ha hecho discos como solista y canta en la Orquesta Típica de Yucalpetén. Asimismo, no suelta su lucha en pro de la promoción cultural.

“El camino no ha sido fácil porque no tuve una educación formal en la música, pero he tenido grandes maestros que en el proceso me han enseñado y me he tenido que acostumbrar y hasta ver con humor cuando los hombres me dicen que para ser mujer toco muy bien la guitarra”, dijo sonriendo.

Perfil y trayectoria
  • En su tarea de promoción cultural ha viajado a festivales y encuentros desde 1993
  • Es solista de la OTY desde el 1999
  • Ha grabado 13 discos, y en proceso cinco más
Premios
  • Mérito Artístico, otorgado por el Gobierno del Estado
  • Ciudadano Distinguido
  • Medalla “Adolfo Guzmán”, entregada por el Gobierno de Cuba
  • La “Guadua de Oro”, entregada por el Gobierno Departamental de Risaralda, Colombia
  • El “Palomar de Plata”, otorgado por el Gobierno Municipal de la Villa de Mayorga de Campos, España
  • Medalla “Prof. Santiago Herrera Castillo”,  que se entrega a personalidades sobresalientes por su  obra meritoria a favor de la cultura, el arte y la humanidad

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios