25 de Septiembre de 2018

Yucatán

'Desaparición' de una familia completa tiene en jaque a la autoridades

La historia es un rompecabezas que ni siquiera el presidente, Enrique Peña Nieto, ha logrado que se resuelva.

Liga Canto aparece en esta imagen durante una de su varias protestas públicas para recuperar a sus nietos. Fue detenida por agentes de la PGR y hasta ahora se desconoce su paradero. (animalpolitico.com)
Liga Canto aparece en esta imagen durante una de su varias protestas públicas para recuperar a sus nietos. Fue detenida por agentes de la PGR y hasta ahora se desconoce su paradero. (animalpolitico.com)
Compartir en Facebook 'Desaparición' de una familia completa tiene en jaque a la autoridadesCompartir en Twiiter 'Desaparición' de una familia completa tiene en jaque a la autoridades

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- A pesar de que en esta historia hay una abuela y 3 niños desparecidos, una madre exiliada y un padre invisible no tiene pies ni cabeza...

... Y tampoco el principio es claro, pero un capítulo más se inició cuando la Procuraduría General de la República (PGR) literalmente desapareció a una anciana detenida en Mérida la noche del lunes: más de 24 horas después no se sabe nada de su paradero.

De acuerdo con información del Observatorio Nacional Ciudadano Contra el Feminicidio -quien presta apoyo legal a la detenida-, Ligia Canto Lugo no había sido, hasta anoche, presentada ante un juez.

La anciana, como informamos, fue detenida por una orden de aprehensión librada en su contra en el estado de Jalisco, y trasladada en una aeronave oficial a ese Estado.

Sin embargo, el Observatorio aseguró -según información publicada en el sitio animalpolítico.com- que la anciana fue llevada por carretera a Campeche; sobre esto, la PGR -dice la fuente- solo ha dicho que la detenida se encuentra "en tránsito".

La madre, sin salida

La desaparición de Ligia Canto abre un capítulo más en una larga historia de un pleito familiar que inició hace más de dos años, y en el que está involucrado un político tabasqueño, colaborador de Andrés Granier, gobernador de Tabasco en el sexenio pasado.

El caso ha sonado tanto que ya llegó a oídos del propio presidente Enrique Peña Nieto, quien no sólo ordenó que se le diera solución sino que se sorprendió cuando, la propia anciana lo increpó. Peña Nieto -según el testimonio de Liga Canto- le dijo: "Pensé que este problema ya se había solucionado".

Pero aún no...

La revista Proceso publicó en septiembre de 2013 un amplio texto donde se daba cuenta del problema; firmado por Jenaro Villamil, el reportaje refiere que el 25 de mayo de 2012, tres camionetas Suburban le cerraron el paso a Ema Gabriela Molina Canto -hija de Ligia Canto-.

De los vehículos bajaron policías de Tabasco y Yucatán, encañonaron a Ema Gabriela y, entre los gritos de los hijos de la mujer que iban como pasajeros, la obligaron a descender del vehículo.

Martín Alberto Medina Sonda, esposo de Ema, salió de una de las camionetas, tomó a sus tres hijos Mariana (8), Martín (6) e Isabella (4) y desapareció.

Desde entonces, los menores permanecen en calidad de desaparecidos. La Procuraduría General de la República mantiene vigente una ficha de localización por Isabella, Mariana y Martín, quienes, destaca el documento, no se encuentran extraviados, sino que fueron “sustraídos”.

Como Ema Molina fue trasladada a Tabasco -en donde permaneció unos cuatro meses en prisión, acusada de "retención ilegal" de la camioneta de su esposo-, Ligia, su madre y abuela de los nietos 'secuestrados- tomó la batuta para buscar los pequeños.

Ligia Canto, detenida por policías federales, no ha sido presentada ante ningún juez y, según la PGR, están 'en tránsito'

Pero Ema y su madre Ligia no contaban con que la juez Sandra Bermejo Burgos, ante el problema familiar que se vivía, iba a otorgarle la custodia de los niños a los abuelos paternos Juana María Sonda Herrera y Julio Alberto Medina Gurubel, lo que finalmente ocurrió el 18 de octubre de 2012.

De hecho, Gabriela salió libre en septiembre de 2012, tras pagar una fianza, pero volvió a enfrentar problemas legales que la obligaron a esconderse para evitar su detención.

Las mujeres intentaron recuperar a los menores por dos vías: la legal (una apelación de la madre ante la decisión de la juez) y la lucha social; en compañía de activistas por los derechos de la mujer de Yucatán encabezó protestas en la entidad.

El 21 de diciembre de 2012, las mujeres lograron llegar hasta el presidente Enrique Peña Nieto, le plantearon el caso y el Mandatario prometió que se atendería el asunto.

Recibieron respuesta de la Presidencia, vía carta, en febrero de 2013: “...Su escrito ha sido turnado al Instituto Nacional de Mujeres para que sea atendido a la brevedad, de acuerdo a los tiempos y procedimientos correspondientes”.

Pero no ha ocurrido nada... salvo la 'huida' de la madre ante más acusaciones legales y ahora la desaparición de la abuela...

El pasado lunes 4 de agosto por la noche, Ligia Canto fue detenida; una versión señala que acababa de salir de declarar ante la Fiscalía General del Estado (FGE), y que policías de Yucatán la trasladaban a su domicilio cuando el vehículo fue interceptado por agentes de la PGR.

Otra versión -la difundida por el propio Observatorio en voz de Adelaida Salas Salazar, acompañante de Ligia al momento de la detención y publicada por animalpolitico.com- dice que la anciana fue detenida al salir de una entrevista en las oficinas de un periódico local.

El padre 'secuestrador'

El texto de la revista Proceso sobre el caso, dice que Martín Alberto Medina Sonda fue colaborador de José Manuel Saiz Pineda, extesorero de Tabasco involucrado en el desvío de fondos del Gobierno de Andrés Granier.

Supuestamente, Medina Sonda montó una red de empresas entre las que se encuentran Profesionales en Consultoría Fiscal y Patrimonial y Consultores Jurídicos y Fiscales de México que tuvieron tratos con el Gobierno de Granier.

El abogado en Yucatán de Medina Sonda es Rafael Acosta Solís, exsubprocurador de Yucatán durante la primera etapa del gobierno de Ivonne Ortega Pacheco; Ligia Canto acusa precisamente a Acosta Solís de montar todo el entramado legal para quitarle a sus nietos.

De hecho -dice la revista Proceso- el hermanastro de Acosta Solís, José Gonzalo Arjona Solís, es quien interpuso la demanda contra Ema Gabriela, por la presunta “retención ilegal” de una camioneta marca Chrysler tipo Town & Country LX, modelo 2008, color plata, placas WPJ5315, de Tabasco, según averiguación previa levantada en Villahermosa.

"Arjona Solís interpuso la demanda en su condición de “apoderado legal de la sociedad civil Consultores Jurídicos y Fiscales de México”, una de las empresas creadas por el propio Medina Sonda", publica Proceso.

Cuando estalló el escándalo del hoy exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, en mayo de 2013, Medina Sonda se ha vuelto invisible.

(Con información de proceso.com.mx, animalpolítico.com., Milenio Novedades)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios