24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Langosta, 'amenaza latente' para la Península de Yucatán

Los insectos se alimentan de hasta 400 especies vegetales.

Las mangas de langostas tienen la capacidad de desplazamiento de hasta 20 kilómetros por hora. (SIPSE)
Las mangas de langostas tienen la capacidad de desplazamiento de hasta 20 kilómetros por hora. (SIPSE)
Compartir en Facebook Langosta, 'amenaza latente' para la Península de YucatánCompartir en Twiiter Langosta, 'amenaza latente' para la Península de Yucatán

Óscar Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- En los últimos años, la langosta centroamericana (Schistocercapiceifrons Walker) se ha presentado como una amenaza latente para la producción del campo en el Estado, pues los insectos llegan a alimentarse de hasta 400 especiales vegetales, considerando su alto potencial reproductivo y su comportamiento tendiente a la formación de bandos y mangas que son capaces de cubrir varios kilómetros cuadrados.

De acuerdo con información de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), las mangas de langostas tienen la capacidad de desplazamiento de hasta 20 kilómetros por hora, alcanzando grandes distancias en poco tiempo.

También te puede interesar: Productos yucatecos van a dejar derrama de mil 400 mdd

La delegación estatal realiza investigaciones constantes para evaluar la formación de estos grupos de insectos, considerando hasta 30 langostas por cada cien pasos. Sin embargo en los últimos años, la cifra ha sido menor de 30.

Yucatán se encuentra dentro de la zona henequenera más importante de la Península, y de ella han provenido las mangas que han causado mayores daños en los cultivos agrícolas de los últimos años.

Tan solo en noviembre de 2015, la langosta se encontró en Buctzotz, Cenotillo, Dzidzantún, Dzilam de Bravo, Dzilam González, Dzoncauich, Espita, Izamal, Maxcanú, Panabá, Río Lagartos, San Felipe, Sucilá, Tekal de Venegas, Tekantó, Telchac Puerto, Temax, Temozón, Tepakán, Tizimín y Tunkás, entre otros.

Esta plaga se encuentra en terrenos con condiciones ideales para su reproducción, lo que se conoce como zonas gregarígenas, que presentan una temperatura promedio de 27 grados Celsius, con una precipitación pluvial promedio menor de 1,000 milímetros anuales.

El daño mayor es ocasionado por ninfas y adultos (que viven hasta 155 días) al alimentarse de los cultivos, frutales, pastos y especies silvestres; éste se caracteriza por una defoliación total cuando las infestaciones son severas, observándose solo los tallos en cultivos de maíz, soya, sorgo, caña de azúcar y frutales.

En árboles frutales, además de defoliar, comer frutos y descortezar, las mangas provocan el quiebre de ramas, al posarse sobre ellas, ocasionando daños muy severos.

En zonas urbanas su presencia genera problemas sociales, ya que las medidas de control se dificultan, pues debe salvaguardarse la salud de la población civil.

A nivel nacional, a partir de 1824 se declaró a la langosta como plaga de la región y se establecieron disposiciones para combatirla.

Actualmente, la Sagarpa lleva una campaña en Campeche, Chiapas, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán, con 20.7 millones de pesos, el cual permite la aplicación de medidas fitosanitarias.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios