23 de Octubre de 2018

Yucatán

Pornovenganza: Cuando el amor se convierte en represalia

La exhibición de imágenes eróticas de exparejas es un problema cada vez más común entre los jóvenes de la entidad.

Muchas de las imágenes eróticas que se envían entre parejas por medio de redes sociales terminan en sitios pornográficos. (Milenio Novedades)
Muchas de las imágenes eróticas que se envían entre parejas por medio de redes sociales terminan en sitios pornográficos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Pornovenganza: Cuando el amor se convierte en represalia Compartir en Twiiter Pornovenganza: Cuando el amor se convierte en represalia

Katia Leyva/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En menos de mes y medio se han presentado en la entidad ocho denuncias por “venganza sexual” o “pornovenganza”, delito que consiste en que las personas difunden fotos y videos íntimos de sus exparejas, señaló el responsable de la Policía Cibernética, Pedro Rodríguez Núñez.

El funcionario abundó que algunas imágenes terminan en sitios de pornografía, por lo que actualmente la Fiscalía le sigue la pista a seis páginas locales que difunden ese tipo de vídeos y fotos íntimas.

Rodríguez Núñez detalló que en lo que va del año suman ocho denuncias interpuestas por el delito de “venganza sexual”, en el que algunas personas esperan que sus exparejas “regresen” con ellas desprestigiándolas en las redes sociales, con la intención de que no puedan establecer nuevas relaciones sentimentales y terminen por regresar con ellas.

Esta acción, dijo, la realizan sin pensar en las consecuencias, incluso algunos llegan a anunciar a sus exparejas en las redes sociales como si fueran un objeto a vender.

Además explicó que existen sitios en modalidad “cerrada”, lo que en ocasiones hace más complicada la labor de darles de baja de internet. 

Precisó que este tipo de sitios son operados bajos identidades falsas, donde usuarios “ofrecen” los servicios de sus excompañeras sentimentales y en casos extremos hasta se hacen pasar por ellas.

“Hemos tenido casos en los cuales las jovencitas comentan haber sido objetos de acoso por parte de desconocidos que las contactaron tras tener un anuncio en las páginas de ‘ventas’ de plataformas como Facebook, donde su pareja sentimental ha sido el responsable de subir el anuncio”, comentó.

Piden tener cuidado 

El funcionario policiaco precisó que las jóvenes deben tener sumo cuidado con las cosas que intercambian, como son las imágenes eróticas o con poca ropa, ya que pueden ser armas letales en manos de personas equivocadas.

“Las relaciones de pareja han cambiado de gran manera, al grado que tanto niñas como niños corren peligro si no se vigila en todo momento lo que hacen. Hemos encontrado páginas con fotos de menores, a los que les damos seguimiento, ya que de no hacerlo corren peligro de ser objeto de trata de personas”, comentó.

Tal vez te interese: Hombres, los más 'románticos' el 14 de febrero

Mencionó que esta práctica es derivada del “sexting”, en la que cada vez más jóvenes realizan este tipo de actividades, pues muchos ya cuentan con un teléfono celular desde secundaria.

Baja autoestima
  • Según las autoridades, la mayoría de las personas que se sienten atraídos por el intercambio de fotos eróticas por redes sociales presentan baja autoestima y están en búsqueda de nuevas sensaciones, en ocasiones presentan comportamientos agresivos que los llevan a realizar actos indebidos.

Riesgos del amor

La Procuraduría General de la República (PGR), delegación Yucatán, brinda pláticas a estudiantes sobre los cuidados que deben tener al compartir información, fotos y vídeos “cuando están enamorados”.

La institución busca concienzar a los jóvenes de ser cuidadosos en su vida cotidiana, y les da a conocer los factores de riesgo y las medidas de protección que deben tomar para evitar problemas.

En esas pláticas, la PGR exhorta a los estudiantes a evitar aceptar regalos de extraños, no dar información a personas, aún dentro de su círculo social, pues el “sexting”, “venganza sexual” e incluso, la trata de personas con fines de explotación sexual y laboral se inicia con la atracción de los muchachos mediante engaños, amenazas o promesas amorosas. 

Los estudiantes escuchan cómo son utilizados los menores una vez que caen en esta red y a través de una proyección son sensibilizados sobre la forma y uso responsable de las redes sociales, ya que hoy en día es la manera más fácil de que los delincuentes se acerquen a sus víctimas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios