23 de Octubre de 2018

Yucatán

Transporte público y agua, reto del desarrollo urbano

Gobiernos municipales se enfrentan al escaso tiempo que tienen sus administraciones para consolidar estrategias.

El transporte público es uno de los problemas que continúa afectando a los meridanos. (Milenio Novedades)
El transporte público es uno de los problemas que continúa afectando a los meridanos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Transporte público y agua, reto del desarrollo urbanoCompartir en Twiiter Transporte público y agua, reto del desarrollo urbano

MÉRIDA, Yuc.- El secretario técnico de la Fundación Plan Estratégico Yucatán, Humberto Sauri Duch, advirtió que el primer paso en el reordenamiento del crecimiento urbano de Mérida se dio con la aprobación del PDU, pero falta integrar dos factores importantes en ese proceso: el transporte público y la rectoría del agua potable.

Indicó que en el desarrollo de las ciudades los gobiernos municipales enfrentan un problema vinculado con el periodo de sus gobiernos, ya que no es suficiente para consolidar las estrategias del Programa de Desarrollo Urbano (PDU).

Mencionó que debido a que ahora ya es posible la reelección de los alcaldes espera que las cosas cambien; no obstante, existe una normativa que establece que cada tres años se deben revisar los programas de desarrollo urbano.

MILENIO NOVEDADES informó ayer que la aprobación del PDU va ligado al proyecto del Plan Municipal de Mérida 2040 para lograr una ciudad sustentable, y para ello han acordado limitar el crecimiento en algunas zonas y consolidar la infraestructura en otras.

Sauri Duch detalló que el documento, que pronto entrará en vigor, tiene el punto a favor que se conformó luego de varias mesas de trabajo, en las que todos los interesados pudieron participar y presentar propuestas. El tema enfrenta un problema, ya que “de la mano del Programa de Desarrollo Urbano tiene que ir el transporte”, y en Mérida, a diferencia de muchas ciudades del país, este servicio público no está en la rectoría del Ayuntamiento, sino del gobierno estatal, y esto crea una dualidad.

En la planeación del desarrollo urbano, dijo, hay que tener en cuenta que las personas vivirán en un lugar, sus hijos estudiarán y trabajarán en otra zona, mientras que sus centros de satisfacción y ocio estarán dispersos, “y si no tenemos la infraestructura de conectividad adecuada, poco vale tener un Programa de Desarrollo Urbano que nos permita programar el crecimiento de la ciudad”.

Señaló que hace 17 años se rompió el límite del Periférico como crecimiento del área urbana de la ciudad, en ese entonces se dijo que se podía crecer hacia dónde se quisiera, el único límite era el mar y los vestigios arqueológicos, pero no se puso tope de hasta dónde, cómo y cuándo crecer, para que sea eficiente.

Puntos de conflicto vial 

Comentó también que el municipio, al no tener bajo su mando la red de agua potable, tampoco puede programar el desarrollo de esa red con relación en el crecimiento de la ciudad y hoy existen más de 60 fraccionamiento con sistemas autónomos para tratar aguas residuales.

En el PDU se planteó porque es necesario que exista una integralidad con todos los actores de los servicios que confluyen en el funcionamiento de la ciudad.

“Cuando trabajé con Grupo ICA en el Programa de Desarrollo Urbano (PDU), en Tuxtla Gutiérrez, Acapulco y Mazatlán, se estudió como antecedente cómo habían crecido Monterrey, Guadalajara y Querétaro”, señaló.

Comentó que antes de que esas ciudades se desarrollaran ya estaban la infraestructura, vialidades, agua potable, “y la ciudad crecía ocupando los espacios predefinidos, pero aquí no, cuando se privatizaron las comisarías, cada quién desarrolló donde quiso”.

Ahora lee: Yucatán busca a sus mejores alumnos de matemáticas

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios