22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Empresario desafía al Gobierno

Rodolfo Moya, dueño del “Dream Catcher”, no cumple con el plan de salvataje de la embarcación.

Embarcación “Dream Catcher” encallado en el Arrecife Alacranes. (Milenio Novedades)
Embarcación “Dream Catcher” encallado en el Arrecife Alacranes. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Empresario desafía al GobiernoCompartir en Twiiter Empresario desafía al Gobierno

Ana Hernández/SIPSE
PROGRESO, Yucatán.- En lo que se podría considerar un completo desafío a las leyes federales, el empresario Rodolfo Rosas Moya, propietario de la embarcación “Dream Catcher” que encalló en el “Arrecife Alacranes, no está cumpliendo el plan de salvataje que le pidió realizar de inmediato la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

El yate tendrá que ser retirado en pedazos, es la única forma de sacarlo, dijo el delegado de esta dependencia federal en Yucatán, José Lafontaine Hamui, quien señaló que el incumplimiento del plan de salvataje,  está agravando el daño al ecosistema marino de ese parque nacional e impide que los buzos de la dependencia a su cargo y del Consejo Nacional del Ambiente (Conam) hagan una segunda inspección del daño.

En entrevista con MILENIO NOVEDADES el funcionario quien acudió la semana pasada al lugar, indicó que una pequeña parte de la embarcación fue la que se retiró, la mayoría de ella sigue ahí y lo peor es que ahora se ha hundido, ya está bajo el agua por completo, desconoce los motivos por los cuales el infractor incumplió la disposición de retirar el navío encallado, pues hasta ahora no se ha acercado a la Profepa que exponer la situación.

El problema es que conforme pasa más tiempo el daño es más grave, expresó al tiempo de precisar que el navío no sólo destruyó el corral.

“Han retirado algunas partes, las han depositado en otras coordenadas, sin embargo, no se ha retirado la mayor parte de la embarcación… Vamos a utilizar todos y cada uno de los instrumentos y herramientas que nos faculta la ley para llegar a las últimas consecuencias, no nos vamos a limitar por nada la instrucción del Procurador Moreno es cero tolerancia”, expresó.

Indicó que los tanque estaban cerrado y no hay daño por residuos peligrosos, lo que existe es daño directo por abrasión y fragmentación del arrecife coralino.

Indicó que pos tiempo que han tardado en rescatar la embarcación y las condiciones en que ahora se encuentra, ya bajo el nivel del mar, tendrán que sacarla en pedazos y toda.

Lafontaine Hamui indicó que la abrasión y la fragmentación continúan y los 54.5 metros cuadrados del daño previamente dictaminados es mayor ahora. El navío encalló el 12 de julio pasado, hace casi 40 días.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios