19 de Noviembre de 2018

Yucatán

Desentierran el cadáver de un niño que murió jugando

Pretenden averiguar la causa de la muerte del menor electrocutado en un parque de Tecoh.

El cadáver de un menor, quien murió electrocutado en Acanceh, Yucatán, fue exhumado para determinar la causa de la muerte, como parte de una diligencia por una denuncia contra el Ayuntamiento. (SIPSE)
El cadáver de un menor, quien murió electrocutado en Acanceh, Yucatán, fue exhumado para determinar la causa de la muerte, como parte de una diligencia por una denuncia contra el Ayuntamiento. (SIPSE)
Compartir en Facebook Desentierran el cadáver de un niño que murió jugandoCompartir en Twiiter Desentierran el cadáver de un niño que murió jugando

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Con base en una denuncia penal presentada por los padres del niño Jeddier de Jesús, en la mañana de ayer, el Ministerio Público y Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado exhumaron el cuerpo del menor para someterlo a diversos exámenes y determinar la causa de la muerte.

La diligencia formó parte de la carpeta de investigación 1984/2916 de la Fiscalía Investigadora de la FGE en Kanasín, en la que se señala como responsable de la muerte del menor al Ayuntamiento de Acanceh, encabezado por Guadalupe Zapata González, del Partido Nueva Alianza (Panal).

La tragedia sucedió alrededor de  las 20:30 horas del día 3 pasado, cuando Jeddier de Jesús C. M., de nueve años de edad, sufrió una descarga eléctrica al tocar la malla ciclónica del parque que hacía contacto con un poste de alumbrado público, cuyos cables estaban “pelados”.

Puede interesarte: Niña de 3 años muere en brazos de su madre

Los habitantes sabían -y habían denunciado- desde tiempo atrás que el poste "daba toques" eléctricos, pero el día de la tragedia se combinaron varios factores: había llovido y el menor estaba descalzo. 

El padre del menor relató que tuvo que patear la malla ciclónica para despegarla del poste y poder rescatar a su hijo. Después lo llevó a la clínica del IMSS, donde le informaron que el niño ya había fallecido.

Inicialmente los padres del niño no presentaron denuncia, pues –según su versión– los médicos del IMSS de Acanceh le dijeron que se trató de una “muerte natural”, pero luego, tras recibir asesoría legal, presentaron una demanda ante el Ministerio Público.

Los padres reclaman al Ayuntamiento el pago de cuatro millones 374 mil 400 pesos por concepto de la reparación del daño.

Tras la exhumación realizada ayer, el cadáver del menor fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense en Mérida, donde será objeto de diversos exámenes para determinar la causa de la muerte y si hay delito que perseguir.

Los resultados se darán a conocer en los próximos días.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios