22 de Enero de 2018

Mundial Brasil 2014

Desvergüenza de Scolari no tiene fin

En vez de renunciar tras las escandalosas derrotas ante Alemania y Holanda, el entrenador de Brasil aún planea continuar en el cargo.

Scolari dijo que será el presidente de la federación brasileña quien determine su futuro al frente de la Canarinha. (Foto: AP)
Scolari dijo que será el presidente de la federación brasileña quien determine su futuro al frente de la Canarinha. (Foto: AP)
Compartir en Facebook Desvergüenza de Scolari no tiene finCompartir en Twiiter Desvergüenza de Scolari no tiene fin

Agencia
BRASILIA, Brasil.- El seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, afirmó este sábado, tras la derrota ante Holanda (3-0), en el partido por el tercer puesto del Mundial-2014, que entregará el cargo a su federación, como estaba previsto, para que decida sobre su continuidad.

"Tiene que decidir el presidente (de la CBF). Nosotros entregaremos el cargo a la directiva de la federación, que era lo que estaba previsto, ganáramos o perdiéramos. Nuestro presidente tiene capacidad y cualidades para hacer el análisis. Teníamos que entregar el cargo a la comisión técnica, ganáramos o no el título, es lo que teníamos acordado", señaló Scolari.

Brasil terminó en cuarta posición tras recibir diez goles en los dos últimos partidos, siete contra Alemania (7-1) en semifinales y tres frente a Holanda en el partido por el tercer lugar (3-0).

"Nosotros tenemos contrato para entregar el cargo al final del Mundial y es lo que vamos a hacer. Voy a hablar con el presidente. El que se cae o se tropieza y no se levanta es una persona derrotada, no aquella que se levanta por perder un partido o un campeonato. 

¿Cuantos campeonatos ganamos? Ahora toca ver al presidente, hacer el análisis y después seguir mi vida", insistió.

Estadísticas terroríficas

Brasil nunca había recibido siete goles, ni dentro ni fuera de un Mundial. 

Además, es el primer anfitrión mundialista en perder un partido por una diferencia de seis goles. Los casos más abultados habían sido de selecciones locales que perdieron hasta por tres goles de diferencia, como México en 1970 ante Italia en cuartos de final: 4-1 o Sudáfrica ante Uruguay en 2010: 3-0 en fase de grupos.

Es apenas el segundo anfitrión en recibir siete goles en un solo partido. También le pasó a Suiza, que en 1954 perdió 5-7 ante Austria.

Por si fuera poco, de los ocho equipos que han sido campeones del mundo Brasil es el único que no ha podido ganar el título habiendo sido anfitrión en dos ocasiones (1950 y 2014).

(Con información de Afp y SIPSE.com)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios