20 de Junio de 2018

Mundo

Accidente del tren no fue fallo del sistema de alta velocidad: Renfe

Una pasajera más falleció este domingo; el maquinista está formalmente imputado bajo el cargo de homicidio por imprudencia.

'En su momento', deberá remodelarse el ancho y acceso ferroviarios de las estaciones. (EFE)
'En su momento', deberá remodelarse el ancho y acceso ferroviarios de las estaciones. (EFE)
Compartir en Facebook Accidente del tren no fue fallo del sistema de alta velocidad: RenfeCompartir en Twiiter Accidente del tren no fue fallo del sistema de alta velocidad: Renfe

EFE
MADRID, España.- El tramo en el que descarriló el pasado miércoles el tren en Santiago de Compostela no forma parte de una Línea de Alta Velocidad, razón por la que "en ningún caso cabe hablar de accidente en una línea española de alta velocidad", aseguró el director General de Operaciones de la empresa operadora del ferrocarril, Luis Francisco Minayo.

El maquinista del tren, en el que murieron 78 personas al salirse de las vías a pocos kilómetros de la estación de Santiago de Compostela, fue detenido y formalmente imputado por un supuesto delito de homicidio por imprudencia después de recibir el alta médica.

En una entrevista, el máximo responsable de operaciones de la Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles (RENFE) explicó que en España existen las llamadas líneas "convencionales" y las "de alta velocidad".

Las primeras, "que podríamos definir como las del tren de toda la vida", tienen en España unos 11,600 kilómetros, y son utilizadas por los trenes de cercanías, de mercancías, regionales, o de largo recorrido, entre ellos,los Alvia en parte de su itinerario. La velocidad máxima que se puede alcanzar en ellas son 200 kilómetros/hora, según dijo.

El director General de Operaciones de RENFE precisó que las líneas de alta velocidad son unas líneas ferroviarias construidas específicamente para alcanzar los 300 kilómetros/hora y que suman en el país algo más de 2,300 kilómetros, como la Madrid-Sevilla o la Madrid-Barcelona, por ejemplo.

"Este material que puede alcanzar los 300 kilómetros/hora no puede circular por las líneas convencionales, entre otras cosas, porque su rodadura es fija y de ancho estándar europeo, mientras que las líneas convencionales tienen el denominado "ancho ibérico"", superior al europeo, añadió.

Según Minayo, "la línea Orense-Santiago formará en su momento parte de la línea de Alta Velocidad Madrid-Galicia", actualmente en construcción.

"El tramo que se inauguró en diciembre de 2011 -recordó el directivo de RENFE- arranca desde un par de kilómetros más allá de Orense, y llega hasta casi 4 kilómetros antes de la estación de Santiago".

Para que ese tramo se integre en la línea de alta velocidad Madrid-Galicia, Minayo dijo que "en su momento" se deberán remodelar las estaciones, cambiar el ancho y acondicionar los accesos ferroviarios.

Entonces, dijo, "podrán circular por ella desde Madrid trenes capaces de alcanzar 300 kilómetros/hora, cosa que hoy no es posible en la línea Orense-Santiago".

Vehículo híbrido

En cuanto al sistema de seguridad bajo el que circulaba el tren, Minayo precisó que se trata del denominado ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático), similar al que se emplea en todas las líneas convencionales europeas.

"En España -dijo- está instalado en unos 14,000 kilómetros: los 11,600 de las líneas convencionales, en las que es el sistema 'titular', y también en los 2,300 kilómetros de las líneas de alta velocidad, en las que es el sistema 'de respaldo".

En España, para velocidades superiores a 200 kilómetros/hora, en las que la percepción visual de las señales de la vía no es suficiente, "el sistema más extendido es el denominado ERTMS (Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario), con casi 2,000 kilómetros, y además existen los más de 450 kilómetros del sistema LZB de la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla", explicó Minayo.

Apuntó, además, que España es "pionera en la utilización de ERTMS, y con más kilómetros que ningún otro de Europa".

También quiso subrayar que "Alvia", nombre del tipo de tren que resultó siniestrado, "es una denominación comercial de un producto que ofrece RENFE", como el servicio "AVE" (Alta Velocidad Española), "productos comerciales, con independencia del material con el que se realizan".

RENFE utiliza la denominación Alvia para servicios que utilizan en un mismo recorrido tanto líneas de alta velocidad como líneas convencionales, ya que las características del material con el que se realizan estos servicios les permite circular por ambos tipos de líneas, según precisó.

El tren accidentado forma parte de una serie de vehículos "híbridos", que pueden circular por líneas electrificadas o líneas sin catenaria y ancho variable, señaló Minayo.

Sube cifra de muertos

Una pasajera del tren accidentado falleció este domingo en un hospital, lo que elevó a 79 el número de víctimas mortales del descarrilamiento.

Las autoridades de la región de Galicia anunciaron el fallecimiento, que corresponde a un ciudadana natural de Estados Unidos, cuya identidad no facilitaron.

Los muertos en el siniestro son ciudadanos de España, Colombia, México, Brasil, República Dominicana, Italia, Francia, Argelia y Estados Unidos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios