23 de Septiembre de 2018

Mundo

'¡Pum! Han caído dos en dos horas'

Tres adolescentes asesinan a un joven al que eligieron de manera aleatoria, "por el gusto de hacerlo".

Chris Lane con su novia Sarah, quien publicó en Facebook  que los cuatro años que pasaron juntos fueron "los más increíbles" de su vida. (Facebook)
Chris Lane con su novia Sarah, quien publicó en Facebook que los cuatro años que pasaron juntos fueron "los más increíbles" de su vida. (Facebook)
Compartir en Facebook  '¡Pum! Han caído dos en dos horas'Compartir en Twiiter  '¡Pum! Han caído dos en dos horas'

Agencias
OKLAHOMA, EU.- Un joven australiano que estudiaba y entrenaba en Estados Unidos con una beca deportiva fue asesinado a tiros en un supuesto crimen perpetrado al azar por tres adolescentes.

La tragedia sucedió el pasado viernes en la pequeña localidad de Duncan, en el estado de Oklahoma. Chris Lane, de 23 años, salió a correr tras visitar a su novia. Fue entonces, mientras practicaba deporte, cuando recibió un disparo en la espalda que acabó con su vida, señaló la cadena Skynews, citada por el sitio web actualidad.rt.

Según explicó a la agencia AP el jefe del Departamento de Policía de Duncan, Danny Ford, tres adolescentes lo siguieron en un vehículo simplemente porque decidieron que Lane sería "su objetivo". El ataque, dijo, se llevó a cabo de manera totalmente aleatoria. 

Si Chris no hubiera sido la víctima, otra persona habría muerto, señaló el funcionario, quien agregó que "estos chicos se habían hecho a la idea" de atacar a alguien. 

La muerte de este joven aficionado al béisbol ha dejado absolutamente desolados a su familia y a sus amigos. 

Su novia Sarah publicó un emotivo mensaje en Facebook, en el que aseguraba que los cuatro años que pasaron juntos fueron "los más increíbles" de su vida. 

Por su parte, el padre del estudiante, Peter Lane, lamentó que la muerte de su hijo no tuviera ningún sentido. Aseguró que Chris no había hecho nada malo, simplemente era un atleta que aquel día salió a entrenar, como lo hacía prácticamente a diario. 

La Policía de Oklahoma detuvo a tres adolescentes de entre 15 y 17 años como presuntos responsables del ataque.  

Uno de los sospechosos publicó un escalofriante mensaje en su muro de Facebook que decía: "Pum. Han caído dos en dos horas". 

Los muchachos supuestamente confesaron el asesinato, alegando que lo hicieron "por el gusto de hacerlo". Los tres cuentan actualmente con cargos de asesinato en primer grado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios