26 de Septiembre de 2018

Mundo

Alerta ONU de riesgo de nueva recesión mundial

El problema de la deuda en EU, un empeoramiento de la crisis en Europa y la menor actividad productiva de China podrían detonarla.

Estima la ONU que el producto interno bruto (PIB) mundial avanzará a una tasa anual de 2.4%. (Milenio)
Estima la ONU que el producto interno bruto (PIB) mundial avanzará a una tasa anual de 2.4%. (Milenio)
Compartir en Facebook Alerta ONU de riesgo de nueva recesión mundialCompartir en Twiiter Alerta ONU de riesgo de nueva recesión mundial

Alberto Verduzco y Carolina Rivera/MILENIO
MÉXICO, D.F.- Un empeoramiento de la crisis en la zona euro, el abismo fiscal en Estados Unidos y una fuerte desaceleración de China son tres factores que pueden desembocar en una nueva recesión económica, advirtió el Centro de Información de las Naciones Unidas.

En la presentación del informe Situación y perspectivas de la economía mundial 2013, el oficial de Asuntos Económicos de la ONU, Sebastián Vergara, dijo que el escenario central apunta a que el producto interno bruto (PIB) mundial avanzará a una tasa anual de 2.4 por ciento.

Sin embargo, de conjuntarse la serie de riesgos y vulnerabilidades que persisten en la ámbito global, dicho crecimiento se ajustará a solo 0.2 por ciento durante 2013, lo que representa el escenario más pesimista para el organismo multilateral.

La nula solución a la crisis económica y de deuda soberana en Europa puede significar la pérdida de 1 por ciento en el PIB mundial, y un ajuste fiscal fuerte en Estados Unidos le restaría 1 punto adicional.

El desempleo

El representante del organismo dijo que además de la actual crisis económica persiste el problema del elevado desempleo en varios países del mundo.

Sebastián Vergara admitió que si el crecimiento productivo continúa “tan anémico” como lo estimado, las tasas de desempleo que se tenían previo a la crisis retornarán más allá de 2016.

“Se requieren acciones de política económica para recuperar la senda de crecimiento y sobre todo para abatir el alto nivel de desempleo que hay actualmente.”

Añadió que la debilidad económica mundial y los mayores riesgos en los países en desarrollo generarán una relentización en los programas que buscan reducir la pobreza y un menor margen para invertir en educación, salud y sanidad básica.

Respecto a México, el especialista de la ONU dijo que las perspectivas económicas apuntan a un crecimiento de 3.8 por ciento para este año, lo que representará una expansión similar a la del año pasado.

No obstante, consideró que tanto México, como Centroamérica y el Caribe, están expuestos significativamente al desempeño económico de Estados Unidos, por lo que su pronóstico de crecimiento puede deteriorarse si esa nación no resuelve favorablemente el tema del ajuste fiscal.

Inversión, el secreto

En su oportunidad, el director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada, dijo que el reto de México hacia el futuro es crecer más y sostenidamente para generar un millón de empleos formales al año.

El experto precisó que para tener tasas de expansión de 5 por ciento en el PIB y alcanzar objetivos en materia laboral, el secreto es una mayor inversión en el país.

Luis Foncerrada estimó que el capital requerido puede elevarse a 4 billones de pesos, es decir, 25 por ciento como proporción del PIB.

En su opinión esta ecuación permitiría elevar la calidad de vida de los habitantes, mejorar los salarios de los trabajadores y reducir dos grandes flagelos que tiene el país: la pobreza y la desigualdad.

Respecto a la reforma hacendaria, el directivo del CEESP precisó que esta iniciativa debe además de abordar la parte de los impuestos, incluir acciones para reorganizar y reorientar el gasto.

Para Foncerrada es urgente revisar o eliminar programas o subsidios regresivos, como es el caso de la tasa cero en algunos conceptos del IVA o el subsidio en la gasolina.

En ambos casos, dijo es necesario pensar en esquemas compensatorios que busquen incluir a las personas de escasos recursos para que no resientan los efectos de generalizar el IVA en alimentos, por ejemplo.

“Una reforma que solo esté encaminada a recaudar impuestos y desperdiciar recursos no va servir para generar ni inversión ni empleo”, advirtió.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios