25 de Septiembre de 2018

Mundo

Modernos gambusinos buscan diamantes a la antigua

Con cuchillos de madera, bandejas de metal, bombas de agua y casi ninguna infraestructura los trabajadores van tras las piedras preciosas.

Un minero artesanal muestra los diamantes que él y su grupo encontraron en una mina abandonada en Areinha, en el estado de Minas Gerais, Brasil. (Agencias)
Un minero artesanal muestra los diamantes que él y su grupo encontraron en una mina abandonada en Areinha, en el estado de Minas Gerais, Brasil. (Agencias)
Compartir en Facebook Modernos gambusinos buscan diamantes a la antiguaCompartir en Twiiter Modernos gambusinos buscan diamantes a la antigua

Agencias
AREINHA, Brasil.- En el corazón de la provincia brasileña de Minas Gerais, trabajadores exploran los enormes cráteres que dejaron las grandes empresas mineras en busca de diamantes.

En la zona que visitó Felipe Dana, corresponsal de The Associated Press, se ha buscado la preciosa piedra desde los tiempos de la esclavitud. Hasta hace algunos años, las empresas mineras multinacionales extrajeron la piedra sin preocuparse por la tierra o el río Jequitinhonha, que cruza la región, según publica The Associated Press.

Hoy, la devastada zona conocida como Areinha es tierra de nadie en la que pequeños grupos de mineros rurales prueban su suerte con técnicas artesanales, utilizando cuchillos de madera, bandejas de metal, grandes bombas de agua y prácticamente ninguna infraestructura.


Un minero artesanal de diamantes separa rocas grandes de la pequeñas en una mina abandonada de Areinha.

Con la esperanza de evitar más daño al río, hombres y mujeres en busca de diamantes trabajan alrededor de la cuenca mientras intentan legalizar su actividad minera ante las autoridades.

Los lugareños estiman que hay cientos de personas en toda la región que trabajan en grupos de diez o menos para excavar la zona. Viven en chozas de madera sin electricidad y se bañan con baldes de agua. Sobreviven sin un ingreso estable. Pero en ocasiones excepcionales, pueden ganar decenas de miles de dólares si tienen la suerte de encontrar las piedras preciosas.


Mineros artesanales separan la gravilla con tamices mientras buscan diamantes.

Durante un proceso de minería que toma varias semanas, el grupo excava la tierra hasta llegar a una capa de grava a unos 50 metros de profundidad.

Las rocas se extraen con la ayuda de pequeñas bombas impulsadas por antiguos motores de camión. Luego, los mineros inspeccionan a mano las piedras. Con suerte, encontrarán algunos diamantes.


Un minero artesanal busca diamantes en una mina abandonada de Areinha.

La minería de diamantes suena como algo del pasado para muchos brasileños. Pero aquí, en zonas de difícil acceso, miles de esos mineros artesanales aún sobreviven y alimentan a sus familias con esta actividad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios