21 de Agosto de 2018

Mundo

Un 'impostor' levantó decenas de edificios en Francia

Philippe Leblanc, de 60 años, dejaba siempre 'para el día siguiente' su trabajo final de la carrera en arquitectura.

Philippe Leblanc fue descubierto por un cliente inconforme quien descubrió que no figuraba en el registro de arquitectos en Francia. (leparisien.fr)
Philippe Leblanc fue descubierto por un cliente inconforme quien descubrió que no figuraba en el registro de arquitectos en Francia. (leparisien.fr)
Compartir en Facebook Un 'impostor' levantó decenas de edificios en FranciaCompartir en Twiiter Un 'impostor' levantó decenas de edificios en Francia

Agencias
PARÍS, Francia.- El falso arquitecto francés Philippe Leblanc, que durante tres décadas construyó cerca de medio centenar de proyectos con un número de inscripción en el colegio del gremio que no le pertenecía, fue condenado a dos años de prisión exentos de cumplimiento.

Además, según informa Milenio con información de EFE, tendrá que indemnizar a las partes civiles con sumas que oscilan entre un euro simbólico y 3 mil euros.

La fiscalía había solicitado para Leblanc tres años de cárcel, de ellos dos exentos de cumplimiento, en caso de no cometer más delitos en un plazo de cinco años.

El falso arquitecto, de 60 años, utilizó el número de inscripción colegial de su cuñado para construir durante años escuelas, clínicas y otros edificios, principalmente para organismos municipales, pero también para clientes particulares.

La situación fue destapada por un particular, quien, en desacuerdo con la realización de un proyecto, descubrió que su nombre no figuraba en el colegio de arquitectos y lo denunció.

Razones inexplicables

El Tribunal Correccional de Versalles ha condenado a Leblanc por estafa y usurpación de diploma entre 2009 y 2013 y por haber respondido a varios concursos públicos en esos años, que le supusieron unos honorarios de más de 900 mil euros.

Según su abogado, Pascal Fournier, "por razones inexplicables, no entregó nunca su memoria de fin de estudios" y se convirtió en un "usurpador", pero no un estafador, y este verano realizó y entregó la memoria final en cuestión.

El semanario "Le Point" recordó que a finales de junio pasado, cuando tuvo lugar el juicio, Leblanc dijo que "sabía que tenía esta espada de Damocles (una historia de la Antigua Grecia utilizada para ilustrar un dilema moral) sobre la cabeza, pero, encerrado en el engranaje del trabajo, dejaba siempre la presentación de la memoria para el día siguiente".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios