21 de Julio de 2018

Mundo

Atacantes suicidas estrellan vehículos con explosivos contra militares

Informan la muerte de 17 soldados iraquíes en las afueras de la ciudad controlada por los rebeldes de Faluya debido al ataque de rebeldes.

Un policía federal iraquí toma su posición de combate durante una operación para recuperar el control de los suburbios orientales de Ramadi, ciudad a la que controlan combatientes del grupo Estado islámico en la provincia de Anbar, en Irak. (AP Foto)
Un policía federal iraquí toma su posición de combate durante una operación para recuperar el control de los suburbios orientales de Ramadi, ciudad a la que controlan combatientes del grupo Estado islámico en la provincia de Anbar, en Irak. (AP Foto)
Compartir en Facebook Atacantes suicidas estrellan vehículos con explosivos contra militaresCompartir en Twiiter Atacantes suicidas estrellan vehículos con explosivos contra militares

Agencias
BAGDAD, Irak.- Combatientes del grupo Estado Islámico, entre ellos cuatro atacantes suicidas que estrellaron vehículos militares cargados de explosivos contra barricadas de las fuerzas del gobierno, mataron el domingo a 17 soldados iraquíes en las afueras de la ciudad controlada por los rebeldes de Faluya, al oeste de Bagdad, informaron oficiales de la policía el ejército.

Las acciones fueron seguidas de enfrentamientos en tanto que las autoridades dijeron que otros 15 soldados resultaron heridos. Ambas fuentes solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a facilitar información a la prensa.

La caída de Faluya en enero de 2014 marcó el inicio de la dramática ofensiva que lanzó el grupo Estado Islámico en Irak.

Desde entonces, los combatientes de esa organización armada comenzaron su avance en la provincia de Anbar, el principal territorio de la minoría suní de Irak.

Las fuerzas iraquíes perdieron en mayo la capital de la provincia, Ramadi, después de más de un año de combates intensos. Decenas de miles de civiles han huido de la provincia en medio de la lucha persistente.

El primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, dijo el domingo que investigará a los comandantes que se retiraron de Ramadi sin autorización, lo que propició que la ciudad cayera en poder del grupo Estado Islámico.

El primer ministro aprobó las "decisiones de remitir a un número de oficiales a una corte marcial por abandonar sus posiciones sin justificación y contrario a las instrucciones, a pesar de las diversas órdenes de no retirarse", dijo la oficina de al-Abadi en un comunicado.

Los ministerios de Defensa y del Interior integrarán comisiones investigadoras que examinen por qué los efectivos abandonaron armas y equipo en su huida, de acuerdo con el comunicado.

Con apoyo de fuerzas paramilitares chiíes y suníes, los efectivos del gobierno lanzaron el mes pasado una operación militar de gran escala para expulsar a los rebeldes de Faluya y de otras ciudades importantes en la provincia de Anbar.

El portavoz del mando central, coronel Pat Ryder, dijo el viernes que las fuerzas de seguridad iraquíes comenzaron a "rodear" Ramadi a fin de "apretar la soga en el cuello del grupo EI en esta ciudad antes de comenzar... el aspecto de la captura de la ciudad en la operación", agregó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios