20 de Septiembre de 2018

Mundo

Atentados en París: Con el crimen en la sangre

Soy un ladrón y un sinvergüenza, admite Mohamed Abdeslam, quien desde su primer trabajo se dedicó al robo y a cometer otros delitos.

El ladrón Mohamed Abdeslam, un hermano de Salah, principal sospechoso de los atentados en París. (parismatch.com)
El ladrón Mohamed Abdeslam, un hermano de Salah, principal sospechoso de los atentados en París. (parismatch.com)
Compartir en Facebook Atentados en París: Con el crimen <i>en la sangre</i>Compartir en Twiiter Atentados en París: Con el crimen <i>en la sangre</i>

Agencias
París, Francia.- El historial de Mohamed Abdeslam, uno de los hermanos del presunto organizador de la masacre de París, no está tan limpio como él quiere hacer creer ante las cámaras de televisión. Recientemente ha transcendido que cuando trabajaba en una ambulancia perteneció a una banda organizada que sustraía los objetos de valor de los cadáveres.

El rotativo belga 'Dernière Heure' señala que Mohamed, el hermano del principal sospechoso de los atentados del 13 de noviembre en París, Salah Abdeslam, y de Brahim Abdesalam, que se inmoló en el café Voltaire, tiene un pasado delictivo, publica rt.com.

El nombre de Mohamed aparece en un archivo "particularmente odioso y sórdido" de 2005 que menciona "la pandilla de carroñeros de la ambulancia", relata el diario.

En este archivo se describe el caso de un hombre que murió en la localidad belga de Etterbeek tras caer en el hueco de un ascensor delante de su hijo. 

Se informa que tras el accidente se llamó a una empresa de ambulancias privadas para que recogiese el cadáver y lo transportara al instituto forense. 

Al recuperar los objetos personales de la víctima, la familia descubrió que su teléfono móvil había desaparecido, igual que su reloj, tarjetas de crédito y un llavero. Durante el proceso también fue robada la motocicleta de la víctima.

Este caso ayudó a la policía a desmantelar una banda de ladrones de cadáveres. Siete trabajadores de la ambulancia posteriormente admitieron haber robado las pertinencias de entre 20 y 30 personas fallecidas, tomando como botín objetos personales, joyas y dinero.

Abdesslam Mohamed formaba parte de los acusados y admitió su culpa. Mohamed tenía entonces 18 años y ese era su primer trabajo.

El principal sospechoso de los atentados en París es el nuevo objetivo del Estado Islámico

Juicio

En las audiencias ante el Tribunal Penal de Bruselas, en 2010, Mohamed admitió ante el juez: "Soy un ladrón, un sinvergüenza, un buitre". Intentó, sin embargo, diluir su responsabilidad afirmando que este sistema existía mucho antes de su llegada y que otros se aprovecharon de la situación más que él.

El rotativo concluye que la justicia ha sido relativamente indulgente con estos "carroñeros", entre los cuales se encontraba Mohamed, ya que solo fueron condenados a dos años de prisión condicional. 

El viernes 13 de noviembre una serie de atentados coordinados sacudieron París. Varias explosiones cerca del Estadio de Francia, tiroteos en dos restaurantes, en un bar, en un centro comercial y una toma de rehenes en una sala de conciertos tiñeron de sangre la capital francesa. Los atentados se cobraron la vida de 130 personas y dejaron decenas de heridos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios