24 de Septiembre de 2018

Mundo

Banco desaloja los muebles de una casa... equivocada

La institución confundió la dirección de una vivienda que era usada por los dueños para pasar los fines de semana.

No es la primera vez que desalojan una casa equivocada. (RT)
No es la primera vez que desalojan una casa equivocada. (RT)
Compartir en Facebook Banco desaloja los muebles de una casa... equivocadaCompartir en Twiiter Banco desaloja los muebles de una casa... equivocada

Agencias
MADRID, España.- En medio de la ola de desalojos que viven los españoles por no poder pagar sus hipotecas, un banco se deshizo de los enseres de una casa en la localidad de Azuara, en la provincia de Zaragoza. Sin embargo, no se trataba de la dirección correcta.

Según informa el diario 'ABC', citado por Actualidad RT,  en el pequeño municipio de Azuara hay una plaza y una calle con el mismo nombre. Sobre una casa en la calle de la Iglesia pesaba una orden de desahucio por el impago de un préstamo, pero los representantes del banco confundieron la dirección y fueron a la plaza de la Iglesia. 

Llamaron a la puerta, y, como nadie les respondió, entraron en la vivienda según el procedimiento habitual.

Cuando se ejecuta un desahucio, todo lo que aparece en el interior de la vivienda se entiende legalmente como abandonado y quien ejecuta la orden puede disponer de ello libremente. Así los representantes del banco 'limpiaron' la casa de todos los muebles y enseres que tenía.

Al llegar a la casa unos días después los dueños sorprendidos la encontraron totalmente vacía. Viven en Zaragoza y acuden a su vivienda de Azuara los fines de la semana y días de vacaciones. 

El erróneo desahucio ocurrió el 23 de noviembre de 2011, y desde entonces los propietarios están en pleitos con el banco para que les resarza por la equivocación. 

Ya les devolvieron las llaves pero reclaman 11,542 euros por el valor de sus pertenencias perdidas y otros 3,000 por daños morales. 

Otros errores

Este no es el primer caso de errores en procedimientos de desahucio. 

En enero de 2013 una sevillana perdió todos sus enseres por un error administrativo y solo recibió un documento en el cual el juzgado reconocía el error y pedía disculpas. 

Dos meses después, en Mérida (Extremadura), Manuela Chamorro fue víctima de otro error: cuando llegó a su puerta, la encontró forzada y su llave no abría. 

El banco BBVA tenía en marcha procedimientos contra una vivienda del mismo bloque pero no la suya. 

El banco siguió todos los trámites correctamente, pero confundió el piso. El abogado de Manuela señala que la entidad bancaria ha reconocido su error. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios