17 de Octubre de 2018

Mundo

Bergoglio al teléfono, "Hola, soy Francisco"

El Vaticano se ha ido acostumbrando a la forma de vivir del Papa, ya que él mismo hace sus llamadas.

El Vaticano pensó que debía pasar un tiempo para que Bergoglio se acostumbrase a los hábitos de un rol tan importante como el del Pontífice. (Agencias)
El Vaticano pensó que debía pasar un tiempo para que Bergoglio se acostumbrase a los hábitos de un rol tan importante como el del Pontífice. (Agencias)
Compartir en Facebook Bergoglio al teléfono, "Hola, soy Francisco"Compartir en Twiiter Bergoglio al teléfono, "Hola, soy Francisco"

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- "Hola, soy Francisco". Transcurrido casi un mes desde que fue electo Papa, Jorge Bergoglio acostumbra hacer personalmente sus llamados telefónicos, sin molestar a sus asistentes para que lo comuniquen.

De acuerdo con el sitio web ansa.it, el Vaticano se ha ido lentamente acostumbrando a la forma de vivir del ex arzobispo de Buenos Aires, quien días atrás suscitó por ejemplo gran sorpresa cuando llamó a la centralita telefónica de la curia de los Jesuitas para hablar con el padre general.

La persona que respondió al teléfono tardó unos minutos para entender si se trataba de una broma o si en efecto del otro lado de la línea estaba el Papa.

A este llamado le siguieron otros, como por ejemplo el que Bergoglio hizo al kiosko en Buenos Aires donde habitualmente compraba los periódicos, ocasión en la que habló con el diariero, o a otros conocidos, religiosos, amigos.

En un primer momento en el Vaticano se pensó que debía pasar un tiempo para que Bergoglio se acostumbrase a los hábitos y comportamientos de un rol tan importante como el del Pontífice.

Transcurrido casi un mes desde el día en el que fue electo al frente de la Iglesia católica -y acompañado constantemente en su trabajo por un mayordomo y por un secretario, el maltés Alfred Xuereb- está claro que la de llamar personalmente por teléfono no es una distracción, sino todo lo contrario, ya que ese gesto responde a su voluntad. Se trata -se afirma en el Vaticano- de una señal más de un estilo de vida y de gobierno de la Iglesia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios