18 de Febrero de 2018

Mundo

Lunes negro en bolsas de Asia provoca caída de monedas

La baja se debió al débil resultado de la actividad manufacturera china que se ubicó en nivel más bajo desde marzo de 2009.

Inversores chinos revisan los datos del mercado en una casa de bolsa en Beijing, este lunes. En los mercados emergentes del mundo, las diversas monedas han perdido valor ante los temores de que las economías en desarrollo estén al borde de una gigantesca crisis. (Foto AP/Mark Schiefelbein)
Inversores chinos revisan los datos del mercado en una casa de bolsa en Beijing, este lunes. En los mercados emergentes del mundo, las diversas monedas han perdido valor ante los temores de que las economías en desarrollo estén al borde de una gigantesca crisis. (Foto AP/Mark Schiefelbein)
Compartir en Facebook <i>Lunes negro</i> en bolsas de Asia provoca caída de monedasCompartir en Twiiter <i>Lunes negro</i> en bolsas de Asia provoca caída de monedas

Agencias
BEIJING, China.- El mercado accionario de China registró el lunes su peor caída en ocho años pese a la inyección de miles de millones de dólares del gobierno para detener un tropezón que borró las ganancias de todo el año, según publicó Associated Press.

La caída amenaza con golpear los mercados globales esta semana, de la misma manera que la semana pasada, cuando las pérdidas en la bolsa china desencadenaron una corrida generalizada a nivel mundial.

El índice compuesto de Shanghai, de referencia, perdió 8.5 % para cerrar en 3.209.91 puntos, su mayor caída en un día desde el 8.8 % que perdió el 27 de febrero de 2007.

El índice está 38 % por debajo de su máximo, que alcanzó el 12 de junio y está apenas 1 % abajo del nivel que tenía el 31 de diciembre, el último día de operaciones del año pasado.

"Este es un resultado desastroso para China, que ha trabajado muy duro para animar de nuevo su mercado de acciones tras la caída del 2007 y haber gastado miles de millones de dólares en impulsarlo desde junio", dijo en un informe Angus Nicholson, de IG Markets.

Los pequeños inversores han sufrido pérdidas graves, lo que da al traste con la intención de comprar acciones y altera los planes del Partido Comunista de usar al mercado como medio para recaudar el dinero necesario para reformar la industria estatal.

"Parece el fin del mundo", dijo Pan Chong, un especialista en redes sociales. Dijo que en abril invirtió 50.000 yuanes (siete mil 900 dólares) ganó 40 % y luego vio cómo las ganancias se evaporaban.

"Lo que llaman `corrección' se convertirá en un mercado de precios a la baja a largo plazo", dijo Pan. "Por eso estoy pensando en vender todas mis acciones lo más pronto posible".

El índice de referencia chino aumentó más de 150 % a partir de fines de 2014 luego de que medios estatales dijeran que las acciones eran baratas, lo que llevó a los inversores a creer que Beijing apuntalaría los precios en caso necesario. Impulsados por los medios estatales, millones de inversores sin experiencia entraron al mercado.

El Dow Jones se desploma tras abrir el mercado

Por otro lado en Nueva York, el índice Dow Jones se desplomó más de 1.000 puntos minutos poco después de abrir la Bolsa de Valores de NY el lunes, pero la caída empezó a aminorar a medida que avanzaba la jornada, luego que el principal índice de China se hundió un 8.5 % en medio de temores sobre la salud de la segunda economía más grande del mundo.

Siendo las 9:44 de la mañana, el Dow retrocedía 541 puntos (3,3 % ) a 15.918 unidades, mientras el índice 500 de Standard and Poor's perdía 61 unidades (3,1 % ) a 1.909. El compuesto Nasdaq se desplomaba 181 puntos (3,8 % ) a 4.525 unidades...

Caída de monedas

Mientras tanto, ninguna divisa se ha salvado: El baht de Tailandia, el tenge de Kazajstán, el rand de Sudáfrica y el nuevo sol de Perú, entre otras. En los mercados emergentes del mundo, todas las monedas han perdido valor ante los temores de que las economías en desarrollo están al borde de una crisis de grandes dimensiones.

Las economías emergentes consideradas historias de éxito hasta hace poco, ahora son vistas como víctimas de la desaceleración del crecimiento en China, la caída de los precios de las materias primas como el petróleo y el mineral de hierro, las perspectivas de un alza de las tasas de interés en Estados Unidos y las debilidades nacionales.

Los daños se han desbordado hacia todas las latitudes y la agitación ha causado nerviosismo entre los inversionistas en Nueva York, Tokio y Europa. A los inversionistas les preocupa que China y otras economías emergentes importantes reduzcan sus importaciones.

También temen que una guerra cambiaria altere el comercio a medida que algunas naciones bajan desesperadamente el valor de sus monedas para hacerse de una ventaja competitiva.

Una divisa depreciada abarata las mercancías de un país en el extranjero.

El índice industrial Dow Jones perdió el viernes 530 puntos, más de 3%, tras un retroceso de 358 unidades la jornada anterior. El índice Nikkei de Tokio bajó 3% el viernes.

Perú tiene una de las economías más saludables de la región. La de Brasil, según las previsiones, se contraerá este año y el próximo. La moneda brasileña, el real, ha perdido 7 % de su valor en el último mes y más de 30 % en los últimos dos años. El peso mexicano cerró el viernes en un nuevo nivel bajo histórico frente al dólar.

Pero esta tendencia monetaria ocurre no solo en América Latina. La moneda de Kazajistán se precipitó después de que el gobierno decidiera ponerla a flotación libre. El rand sudafricano bajó a su menor cotización frente al dólar estadounidense en 14 años. La lira turca también se ubicó esta semana en un nivel bajo sin precedentes respecto de la divisa estadounidense.

Los analistas señalan un culpable principal: "Todo viene de China", dijo el economista Masamichi Adachi, de la firma JP Morgan Chase en Tokio. "Brasil, Sudáfrica, muchos países son exportadores de materias primas y el destino final es China".

La economía china registra una desaceleración más aguda de lo que muchos habían previsto en comparación con las tasas de crecimiento de al menos 10% que tuvo a mediados de la década de 2000.

Según pronósticos, la segunda economía más grande del mundo crecerá este año 7 %, su menor ritmo desde 1990.

Afectación en países

Sudáfrica enfrenta una lucha laboral. Brasil arrastra un escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras. Turquía tiene dificultades para formar un gobierno mientras el ejército combate al grupo extremista Estado Islámico y a los separatistas curdos.

En un aspecto que aumenta la presión, la Reserva Federal de Estados Unidos quizá eleve su tasa de interés de corto plazo durante su reunión de septiembre, según las diversas conjeturas.

La posible reacción de los inversionistas sería sacar más dinero de los mercados emergentes y colocarlo en Estados Unidos en busca de las tasas de interés más altas.

Esta situación aumentaría más el valor del dólar al tiempo que perderían más terreno las monedas de los mercados emergentes.

Un alza de las tasas que disponga la Fed también podría causar problemas a las compañías de los mercados emergentes que tienen créditos en dólares estadounidenses.

Esas empresas podrían tener dificultades para acumular suficiente moneda local para pagar sus deudas denominadas en dólares que ahora se les han vuelto más caras.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios