18 de Diciembre de 2017

Mundo

Bosnia Herzegovina, lista para recibir al Papa

El Santo Padre llevará un mensaje de convivencia pacífica a los cristianos, musulmanes y ortodoxos que viven en el país.

Souvenirs con el rostro del Papa Francisco copan las estanterías de las tiendas en Sarajevo, la capital bosnia, que mañana recibirá al Sumo Pontífice en breve visita. (EFE)
Souvenirs con el rostro del Papa Francisco copan las estanterías de las tiendas en Sarajevo, la capital bosnia, que mañana recibirá al Sumo Pontífice en breve visita. (EFE)
Compartir en Facebook Bosnia Herzegovina, lista para recibir al PapaCompartir en Twiiter Bosnia Herzegovina, lista para recibir al Papa

EFE
SARAJEVO, Bosnia.- Sarajevo ultima los preparativos para la visita del papa Francisco mañana, con un evento central: la misa ante decenas de miles de fieles en un estadio donde ya se ha instalado una silla para el pontífice tallada en madera con esmero por maestros bosnio-musulmanes.

La silla, obra de los talladores padre e hijo Salem y Edin Hajderovac, de la ciudad central bosnia de Zavidovici, es un regalo de la parroquia católica de Sveti Josip (San José).

"Fue un trabajo difícil, pero como es para el papa Francisco, hemos tallado en ella todo nuestro amor y nos hemos esforzado por que sea perfecta", dice Edin Hajderovac. Resalta que su padre le ha enseñado a no dividir a la gente según su religión, sino por su humanidad.

Se espera que en su visita de varias horas, el pontífice animará a la convivencia pacífica entre musulmanes, serbios y croatas, un objetivo ambicioso, después de los cruentos enfrentamientos hace dos décadas.

Buscará asimismo defender el diálogo ecuménico e interreligioso.

Sillas históricas

No es la primera vez en Bosnia-Herzegovina que se tallan sillas con motivo de la llegada del papa. En 1997 y en 2003, cuando Juan Pablo II visitó el país balcánico, fueron elaboradas cuatro en el taller del también musulmán Sejfudin Vila, en Konjic.

Hoy, esas sillas se guardan en cuatro lugares: en la catedral de Sarajevo, y en las sedes de los obispados en esta capital, en Banjaluka (noroeste) y en Mostar (sur).

En el asiento para el papa Francisco están grabados, además del escudo papal, peces copiados del altar de una antigua iglesia de 1244 en Sarajevo, la imagen de la catedral sarajevita, edificada en 1889, y la figura de la iglesia de Zavidovici, de 1902, entre otros.

"Fue enorme el entusiasmo que sentí al saber que la elaboración de la silla estaba a nuestro cargo", dijo Hajderovac hijo.

El padre, Salem, aseguró a su vez que el tallado para el papa es la cúspide de su trabajo y que "no habrá otro igual".

Durante la misa prevista en el estadio olímpico Asim Ferhatovic, en el barrio sarajevita de Kosevo, dominará la escena un robusto crucifijo de madera, elaborado en nogal por el artesano croatobosnio Romert Tomic, de los alrededores de Posusje, en Herzegovina occidental.

El peso de la figura es de unos 350 kilogramos, y junto con la cruz y el pedestal aumenta hasta una tonelada.

Misa blindada

Se prevé que más de 65 mil personas, en su mayoría de Bosnia-Herzegovina y de la vecina Croacia, pero también de otros países, acudirán a la misa, en medio de un gran despliegue de medidas de seguridad.

Unos cuatro mil policías velarán por la seguridad, ayudados por efectivos de las Fuerzas Armadas.

Según la prensa local, agentes secretos de diferentes servicios internacionales coordinan las medidas junto con las instituciones competentes bosnias.

Bosnia-Herzegovina es un país de mayoría musulmana, fe que profesa casi la mitad de sus 3.8 millones de habitantes; así como de serbios ortodoxos (40 por ciento) y croatas católicos (10 por ciento). El resto son judíos y otras minorías.

"Los musulmanes de Bosnia-Herzegovina esperan con alegría la visita del papa (...), sobre todo por sus esfuerzos por el bien humano universal", dijo recientemente el jerarca de la comunidad islámica bosnia, Husein Kavazovic.

El párroco ortodoxo sarajevita, padre Vanja Jovanovic, declaró que "la llegada del papa es importante para todos (...) como apoyo al diálogo ecuménico e interreligioso".

***

Mientras, la imagen del papa aparece ya en centenares de tazas, mecheros, relojes, camisetas y otros objetos de recuerdo que se ofrecen en las tiendas del casco viejo de Sarajevo.

Los comerciantes se preparan así para la llegada a la ciudad estos días de numerosos turistas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios