California regresa a confinamiento casi total

Anunciaron un plan radical que contempla el cierre de operaciones interiores en todo el estado.

|
Personas hacen fila para hacerse una prueba de coronavirus en Los Ángeles.
(Foto: NYT para Reforma).
Personas hacen fila para hacerse una prueba de coronavirus en Los Ángeles. (Foto: NYT para Reforma).

Los Ángeles.- Con los casos en aumento en California, el Gobernador Gavin Newsom anunció un plan radical de retroceso a los planes de reapertura con el cierre de operaciones interiores en todo el estado para restaurantes, bodegas, cines, zoológicos, salas de juegos y bares.

El Gobernador afirmó que en al menos 30 de los condados más golpeados, las empresas se verían obligadas a cerrar las operaciones en interiores para centros de acondicionamiento físico, lugares de culto, oficinas no críticas, salones de belleza, peluquerías y centros comerciales. Aproximadamente el 80 por ciento de la población del estado vive en los condados afectados, dijo Newsom.

California promedia más de 8 mil casos nuevos por día, más del doble de lo que era hace un mes. El estado tiene 331 mil 626 casos, la segunda cifra más alta en la nación y más de 7 mil muertes, según una base de datos del New York Times.

"Volveremos al modo de nuestra orden original de permanencia en hogares", dijo Newsom. "Esta sigue siendo una enfermedad mortal".

Newsom enfatizó que los funcionarios estatales han dicho repetidamente que el proceso de reapertura del estado sería más parecido a un "interruptor de atenuación " que a uno de encendido o apagado.

En la vecina Oregon, la gobernadora Kate Brown dijo el lunes que prohibiría las reuniones en interiores de más de 10 personas por eventos de fiestas de cumpleaños, comidas compartidas, clubes de lectura y cenas. Afirmó que la nueva prohibición no se aplicaría a las operaciones de negocios o iglesias "en este momento".

Newsom hizo el anuncio después de que los dos distritos de escuelas públicas más grandes de California dijeron el lunes que las clases serán remotas solo en el otoño, citando preocupaciones de que las crecientes infecciones por coronavirus en sus áreas representan un riesgo demasiado grave para estudiantes y maestros.

Los distritos escolares unificados de Los Ángeles y San Diego, que en conjunto inscriben a unos 825 mil estudiantes, son los más grandes del país hasta el momento en abandonar los planes para un regreso físico parcial a las aulas cuando vuelvan a abrir en agosto.

Más de un tercio de los casos de coronavirus de California están en el condado de Los Ángeles y el condado de San Diego ha tenido 18 brotes en la comunidad durante la semana pasada, más del doble del umbral aceptable del estado.

 

noticias relacionadas