18 de Julio de 2018

Mundo

Comando levanta con todo y guardaespaldas a un alto mando

Hombres armados que viajaban en 10 vehículos todoterreno literalmente sacaron de su casa a Riyadh al-Adhdah, líder del Consejo Provincial de Bagdad.

La captura de uno de los integrantes de los consejos provinciales de Bagdad propició una reunió urgente de todos los miembros. En la imagen, Falah al Qaisi habla en conferencia de prensa. (AP)
La captura de uno de los integrantes de los consejos provinciales de Bagdad propició una reunió urgente de todos los miembros. En la imagen, Falah al Qaisi habla en conferencia de prensa. (AP)
Compartir en Facebook Comando levanta con todo y guardaespaldas a un alto mandoCompartir en Twiiter Comando levanta con todo y guardaespaldas a un alto mando

Agencias
BAGDAD, Irak.- Hombres armados que viajaban en 10 todoterrenos negros han capturado en su casa de Bagdad a un destacado político suní que fue encarcelado en el pasado por cargos de terrorismo, según dijeron varias fuentes el sábado.

No estaba claro en un primer momento si Riyadh al-Adhdah, líder del Consejo Provincial de Bagdad, había sido detenido por las fuerzas de seguridad o detenido, indicaron las dos fuentes.

Cuatro de sus guardaespaldas fueron capturados también, según un comunicado del consejo provincial. 
Las fuentes hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizadas a informar a los medios.

El incidente se produce en un momento de crecientes tensiones religiosas. Grupos suníes han tomado amplias extensiones de territorio en el norte y oeste de Irak, mientras que las milicias chiíes se han movilizado para asistir a las abrumadas fuerzas armadas a contraatacar.

El primer ministro, el chií Nuri al Maliki, quiere asegurarse un tercer mandato de cuatro años pese a las peticiones generalizadas de que se haga a un lado por la crisis.

Al Maliki comentó la desaparición de al-Adhdah con el suní Salim al-Yaburi, portavoz del Parlamento, en una reunión el sábado.

El portavoz describió la desaparición como "un problema", sin aclarar si el líder provincial había sido detenido o secuestrado.

Al-Adhdah, un médico integrante del Partido Islámico Iraquí, estuvo ocho meses en la cárcel, en 2012

Los suníes se quejan desde hace tiempo de que las fuerzas de seguridad les persiguen de forma injusta, y su descontento con el gobierno de al-Maliki está considerado como una causa central de la inestabilidad del país.

Las fuerzas de seguridad dirigidas por Al Maliki han dirigido su atención en el pasado contra políticos suníes de renombre, acusándoles de vínculos con el terrorismo.

Poco después de que las últimas tropas estadounidenses se retirasen en 2011, las fuerzas de seguridad intentaron detener al vicepresidente suní Tariq al-Hashemi por cargos de terrorismo, lo que en último término le obligó a huir al exilio en Turquía.

Al-Hachesimi, que fue luego condenado a muerte en un juicio en ausencia, ha negado las acusaciones.

Los miembros suníes del gobierno también han sufrido ataques de extremistas islámicos y otros milicianos suníes, que los consideran traidores.

El integrante del consejo provincial Falah al-Qaisi, un suní, pidió el sábado en una rueda de prensa que el gobierno "cumpla con su responsabilidad de seguridad" y abra una investigación "para revelar las circunstancias del incidente y garantizar la seguridad personal (de al-Adhdah)".

Al-Qaisi no dio detalles sobre quién podría haber capturado al líder regional.

Al-Adhdah, un médico miembro del Partido Islámico Iraquí, estuvo encarcelado durante ocho meses en 2012 por cargos de terrorismo. Él ha defendido su inocencia.

Los consejos provinciales son las más altas de las cuatro categorías de instituciones de Gobierno local establecidas en Irak tras la invasión en 2003 dirigida por Estados Unidos, en la que fue derrocado el expresidente Sadam Husein.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios