23 de Enero de 2018

Mundo

La 'fiesta de la carne' estará militarizada

Nueve mil tropas cuidarán el orden público durante los festejos que atraen a cientos de miles de turistas.

Los desfiles de las Escolas do Samba son lo más esperado del Carnaval de Río de Janeiro, que este 2017 estará blindado por las Fuerzas Armadas de Brasil. Archivo/The Associated Press)
Los desfiles de las Escolas do Samba son lo más esperado del Carnaval de Río de Janeiro, que este 2017 estará blindado por las Fuerzas Armadas de Brasil. Archivo/The Associated Press)
Compartir en Facebook La 'fiesta de la carne' estará militarizadaCompartir en Twiiter La 'fiesta de la carne' estará militarizada

Agencias
RÍO DE JANEIRO, Brasil.- La fiesta más grande del planeta está a punto de comenzar, pero la situación de seguridad en Brasil es crítica. Ante la amenaza de un motín policial el presidente Michel Temer envió 9 mil efectivos de las Fuerzas Armadas a Río de Janeiro y prorrogó la presencia militar en Espíritu Santo.

El ministro de Defensa, Raúl Jungmann, anunció que el presidente Temer autorizó el inicio del desplazamiento de 9 mil tropas en puntos estratégicos de la ciudad de Río de Janeiro, capital turística de Brasil, informa Ansa Latina.

"No hay ningún tipo de descontrol, ninguna falta de recursos , no hay desorden" en la Policía Militarizada del estado de Río de Janeiro, aseguró Jungamann, quien se reunió con los altos mandos del Comando Militar del Este.

La intervención militar fue solicitada el lunes a Temer por el gobernador carioca, Luiz Fernando Pezao, quien reconoció que hay "algunos problemas" para garantizar el patrullaje de la Policía Militarizada.

El Diario Oficial de la Unión formalizó el permiso para que las Fuerzas Armadas actúen en Río con el propósito de garantizar la "ley y el orden".

El gobernador Pezao había declarado el lunes que la presencia de las Fuerzas Armadas habría de prolongarse "hasta después del Carnaval", que concluye el 28 de febrero, con el último desfile de las Escolas do Samba en el Sambódromo Marques de Sapucaí.

Cientos de miles de turistas, brasileños y extranjeros, son aguardados para participar en el carnaval carioca, publicitado en Brasil como "la fiesta más grande del mundo".

Posible huelga

A pesar del pedido del gobernador, el ministro Jungmann informó que la estancia de las Fuerzas Armadas concluirá el 22 de febrero, pero que ese día puede iniciarse otro período de apoyo militar si la situación de la seguridad pública así lo amerita.

Desde fines de 2016, cuando tuvo lugar el mega show de Año Nuevo, las entidades que representan a los policías han manifestado su descontento y la posibilidad de hacer una huelga durante el carnaval.

Una de las primeras tareas de los militares será dar apoyo este martes al cerco de seguridad en torno de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro donde fue convocada una protesta de empleados públicos que rechazan el ajuste de los gobiernos federal y estadual.

En otros actos de protesta recientes hubo algunos policías que se sumaron a los empleados y llegaron a enfrentar a la guardia montada en torno a la sede del Poder Legislativo carioca.

Por cierto la crisis policial que causa preocupación en Río de Janeiro tiene su antecedente inmediato en el paro del vecino estado de Espíritu Santo.

El lunes el presidente Temer calificó como un acto de "insurgencia" la rebelión policial en Espiritu Santo.

Al menos 144 personas fueron asesinadas durante el motín de Espiritu Santo que todavía no concluyó aunque parte de la policía volvió a sus tareas.

"El gobernador Luiz Fernando Pezao admitió la posibilidad de que las manifestaciones de la policía de Espíritu Santo contaminen Río cuando se aproxima el Carnaval" escribió hoy el diario Estado de San Pablo. En cambio el ministro de Defensa Raúl Jungmann considera que la situación en Rio de Janeiro es "muy diferente" a la de Espíritu Santo.

Jungmann afirmó que no hay plazo para el fin de la presencia militar en Espíritu Santo, lindante con Río, Para algunos especialistas en seguridad, como Rafael Alcadipani, la rebelión de Espiritu Santo fue una "suerte de ensayo" sobre lo que puede ocurrir en Río de Janeiro y otros estados donde las policías están descontentas.

Hay en Brasil cerca de un millón de efectivos en las 27 Policías Militarizadas de los estados, cuyos representantes realizaron una protesta la semana pasada frente al Congreso nacional, en Brasilia, y algunos ingresaron al Palacio donde hubo enfrentamientos. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios