22 de Septiembre de 2018

Mundo

Carne de cocodrilo, lo nuevo en el menú

Ante las sanciones a los productos estadounidenses y de la UE, el Gobierno autorizó la importación de la carne del reptil.

La carne de cocodrilo es considerada ecológicamente pura y de bajo contenido graso. (Archivo/AP)
La carne de cocodrilo es considerada ecológicamente pura y de bajo contenido graso. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Carne de cocodrilo, lo nuevo en el menúCompartir en Twiiter Carne de cocodrilo, lo nuevo en el menú

Agencias
MOSCU, Rusia.- Para reemplazar el consumo de carne vacuna occidental, prohibida en Moscú en respuesta a las sanciones en el marco de la crisis ucraniana, la agencia federal rusa para los controles alimentarios, Rosselkhoznadzor, autorizó la importación de carne de cocodrilo congelada por una empresa filipina.

La medida, en realidad, es casi un espejismo: una cantidad limitada es vendida en costosísimos supermercados en los que compra la clase alta y puede ser adquirida en restaurantes que dedican su carta a la cocina exótica.

La carne de cocodrilo es considerada ecológicamente pura y de bajo contenido graso.

Después del embargo ruso a productos agroalimentarios occidentales, los dirigentes rusos visitaron India para examinar la posibilidad de importar carne de búfalo, a la que durante años descartaron por su calidad.

Ahora, la Rossiskaia Gazeta, el diario oficial del gobierno, exalta la carne que hasta ahora se consideraba exótica.

Sin embargo, parece que los especialistas están satisfechos con la producción de cocodrilo filipino - y están apoyando el mozzarella de cabra siberiana.

"Después de estudiar la aplicación del Departamento de Agricultura de Filipinas para incluir Coral Farm Agri-ventures, que produce carne de cocodrilo congelado, hemos incluido en la lista de los que tienen el derecho de suministro de productos alimenticios a la Unión Aduanera, previo acuerdo con los servicios veterinarios de Kazajstán y Bielorrusia ", dijo el regulador en un comunicado.

A pesar de la unión entre Rusia, Kazajstán y Bielorrusia, los dos últimos países no se han unido a las sanciones de Rusia en los productos alimenticios, lo que lleva a una extraña situación donde otros productos europeos han encontrado su camino en el mercado ruso, al parecer reetiquetados como ser producido en Bielorrusia.

(Con información de ansa.it y theguardian.com)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios