19 de Septiembre de 2018

Mundo

Catalanes exigen separarse de España

El presidente de Catalunya, Artur Mas, asegura que habrá un referendo sobre la independencia de la región en 2014.

Encuestas arrojan que el apoyo de los catalanes a una posible independencia es bajo. (Reuters)
Encuestas arrojan que el apoyo de los catalanes a una posible independencia es bajo. (Reuters)
Compartir en Facebook Catalanes exigen separarse de EspañaCompartir en Twiiter Catalanes exigen separarse de España

Agencias
BARCELONA, España.- Decenas de miles de partidarios de la independencia de Cataluña formaron el miércoles una gigantesca cadena humana de casi 400 kilómetros para reclamar un Estado separado de España.

Unas 400,000 personas, previamente inscritas, se dieron la mano para unir simbólicamente de norte a sur esta región del nordeste español. La cadena recorrió las principales capitales catalanas: Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona y llegó a rozar un millón de participantes en total, según las organizaciones convocantes.

"Hoy es un día histórico", dijo Carme Forcadell, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, principal asociación organizadora. "El pueblo catalán ha reafirmado su determinación de constituirse en un Estado libre", agregó.

La mayoría de los participantes, niños y adultos de todas las edades, lucían los colores a franjas rojas y amarillas de la bandera de Cataluña, según publica AP.

El acto coincidió, al igual que la multitudinaria manifestación separatista del año pasado, con la festividad local del 11 de septiembre que conmemora la derrota de Cataluña en la guerra de sucesión al trono español en 1714.

"Está cada vez más claro que no tenemos a dónde ir con España. Queremos ser libres", señaló Montserrat Espina, una comerciante de 44 años de Barcelona.

'Somos España'

El presidente regional de Cataluña, el nacionalista Artur Mas, dijo que espera "asombrar al mundo" con la manifestación. La cadena contó con el respaldo de tres de las ocho formaciones políticas representadas en el Parlamento autonómico, prueba de la división que ha generado la iniciativa.

De hecho, catalanes y españoles que se oponen a la ruptura del país expresaron su malestar a través de las redes sociales, donde la etiqueta "SomEspanya" (somos España, en catalán) fue uno de las más comentadas a nivel mundial en Twitter durante toda la jornada.

Sin aval de Madrid

La vicepresidenta española Soraya Sáenz de Santamaría aseguró sobre la cadena que "lo peor que puede hacer un político es obligar a la gente a separarse".

Mas ha prometido la convocatoria a un referendo independentista en 2014. El gobierno central de Mariano Rajoy ha dicho en reiteradas ocasiones que frenará la consulta por considerarla ilegal.

Mas admitió la semana pasada por primera vez que renunciará al referendo si no cuenta con el aval de Madrid y deslizó la posibilidad de convocar a elecciones regionales plebiscitarias en 2016 en las que los partidos catalanes deberían concurrir con una posición clara a favor o en contra de la independencia.

La prensa local interpretó el mensaje como un frenazo. Incluso se confirmó una reunión secreta entre Mas y el presidente Rajoy que tuvo lugar a fines de agosto para buscar soluciones a la crisis.

Al día siguiente de las revelaciones periodísticas, Mas se apresuró a decir que la consulta tendría lugar "sí o sí" en 2014.

Mas, que proviene de un partido nacionalista de centroderecha, lidera un gobierno frágil con el apoyo de la formación independentista de izquierdas Esquerra Republicana de Catalunya, que antepone la consulta a cualquier otro objetivo.

Aporta mucho, recibe poco

Sin embargo, el líder regional también insiste en la necesidad de impulsar la recuperación económica. Cataluña, con 7.5 millones de habitantes, es la primera economía del país y supone casi 20% del Producto Interno Bruto de España. Pero actualmente sufre una grave crisis de deuda y sus finanzas se sustentan gracias a un rescate económico de Madrid que sumó 12,580 millones de euros entre 2012 y 2013.

Las autoridades catalanas sostienen que la región se ha empobrecido porque aporta mucho al Estado y recibe poco a cambio.

Los gobernantes de Cataluña dan por hecho que la inmensa mayoría de la sociedad catalana está a favor de independizarse de España, pero las encuestas demuestran que el apoyo a la secesión no es ni mucho menos abrumador y que en el mejor de los casos alcanza el 50%.

El respaldo es muy bajo si esa teórica autodeterminación supusiera la salida de la Unión Europea.

Cataluña posee un idioma propio -el catalán- y es una de las regiones con más autogobierno de España. Las encuestas también evidencian que la mayoría de los catalanes está a favor de celebrar una consulta y redefinir su encaje en el resto del país.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios