China busca erradicar consumo de animales salvajes tras pandemia por coronavirus

Según la mayoría de los científicos, la pandemia por coronavirus se originó en la transmisión de un virus del animal al hombre.
|
Los granjeros chinos tienen la oportunidad de abandonar un comercio que supone una amenaza directa a la salud humana, aseveran expertos. [Foto: Pixabay]
Los granjeros chinos tienen la oportunidad de abandonar un comercio que supone una amenaza directa a la salud humana, aseveran expertos. [Foto: Pixabay]

CHINA.- La pandemia por coronavirus ha originado que las autoridades chinas ofrezcan dinero a los agricultores a cambio de que dejen de criar animales exóticos, mercado que tiene demanda en ese país especialmente para el consumo alimentario. 

Medios internacionales dieron a conocer que para evitar un impacto significativo a la economía de China, al menos los criadores de dos provincias Hunan (centro) y Jiangxi (este), podrán recibir una compensación financiera si abandonan la cría de animales salvajes destinados a la alimentación, práctica que le vale al país numerosas críticas en plena pandemia de Covid-19. 

Según la mayoría de los científicos, la pandemia se originó en la transmisión de un virus del animal al hombre. Un mercado de la ciudad china de Wuhan, inicialmente el epicentro de la enfermedad, fue incriminado ya que ahí se vendían animales salvajes.

Te puede interesar: El regreso a la nueva normalidad en el mundo tiene muy poco de normal

En concreto, los criadores de 14 especies recibirán subsidios que pueden llegar a los 600 yuanes (84 dólares) por cada ejemplar de civeta; 630 yuanes (88 dólares) por puercoespín; 378 yuanes (53 dólares) por ganso salvaje y 2.457 yuanes (345 dólares) por el ciervo muntjac chino.

También se pagarán 120 yuanes (16 dólares) por kilogramo de cobra, de serpiente de cascabel real o de serpiente rata, y 75 yuanes (10 dólares) por kilogramo de rata de bambú.

Fue así que la provincia central de Hunan presentó las grandes líneas de un programa para acompañar la reconversión de criadores de animales salvajes hacia otras actividades, como la ganadería clásica, el cultivo de frutas y verduras, el té o las plantas medicinales. 

Protectores de animales celebran la decisión

El especialista Peter J. Li del grupo de protección animal Humane Society International celebró hoy la aprobación de estas propuestas: "Los granjeros chinos tienen la oportunidad de abandonar un comercio que supone una amenaza directa a la salud humana, algo que ya no se puede tolerar a la luz de la Covid-19, y también contribuir a desarrollar una industria más sostenible", afirma el experto a Efe.

No obstante, cree "China aún se enfrenta a grandes desafíos" para erradicar por completo estas prácticas "debido al proteccionismo local, las violaciones de la legalidad por parte de los comerciantes y la falta de mecanismos para aplicar la ley".

También denuncia que estos planes no contemplan a los animales salvajes que, aunque no se consumen, se utilizan para hacer pieles o para elaborar productos de la medicina tradicional china, y advierte de que los criaderos podrían acabar sacrificándolos para intentar cumplir con las nuevas directivas.