24 de Abril de 2018

Mundo

Comida chatarra, la favorita de Donald Trump

A diferencia de la moda por los alimentos naturales y orgánicos que la población de EU va adoptando, el candidato republicano es un fanático de la comida rápida.

McDonald's es la cadena de hamburguesas es la preferida del candidato presidencial republicano Donald Trump. (instagram.com/realdonaldtrump)
McDonald's es la cadena de hamburguesas es la preferida del candidato presidencial republicano Donald Trump. (instagram.com/realdonaldtrump)
Compartir en Facebook Comida chatarra, la favorita de Donald TrumpCompartir en Twiiter Comida chatarra, la favorita de Donald Trump

Agencias
NUEVA YORK, EU.- El candidato presidencial republicano Donald Trump va en contra de todo, inclusive de las tendencias por la alimentación saludable y la moda vegana, y se manifestó en cambio un fanático de la comida chatarra: "Los Big Mac son fantásticos", dijo.

A diferencia de la moda por los alimentos naturales y orgánicos, y del auge de los restaurantes veganos en Nueva York, el magnate neoyorquino es un fanático de las hamburguesas y las patatas fritas, sin descartar el pollo frito, por supuesto.

¿Tendrá pensado este tipo de manjares para las cenas de Estado en caso de llegar a la Casa Blanca para ahorrar costos y tiempo?, se preguntan analistas políticos.

Trump representa lo opuesto de los candidatos de años anteriores. Mientras que el presidente Barack Obama y su esposa Michelle se muestran disciplinados en la mesa y son objeto de burla por comer siete almendras diarias antes de ir a dormir, muchos recuerdan que George W. Bush era un 'enfermo' del ejercicio físico y solía siempre salir a correr.

El empresario inmobiliario no esconde, en cambio, su gusto por las comidas económicas y rápidas, conocidas como "junk food" (comida chatarra), las cuales suele subir con fotografías en las redes sociales.

Fotografías de pollo frito y hamburguesas suelen aparecer en su cuenta de Twitter.

Los gustos alimentarios de Trump mantienen alerta a su equipo de campaña

Paradójicamente, quien comparte su gusto por la comida 'basura' es el expresidente Bill Clinton, esposo de la actual rival de Trump en el camino por llegar a la Casa Blanca.

Bill era popular por ir a comer a los McDonald's.

Precisamente esta cadena de hamburguesas es la preferida de Trump. "Los Big Mac son fantásticos", dijo el magnate en una reciente entrevista. 

La pasión de Trump por los fast food está alimentada por diversos factores, entre ellos, la rapidez, la eficiencia y la limpieza. Siempre preocupado por los gérmenes, Trump evalúa a los fast food por su promesa de limpieza constante. 

"Me gusta la limpieza y considero que es mejor apostar a una comida rápida que a algún otro lugar del cual no se tiene idea de donde llegó la comida", dijo.

Los gustos alimentarios de Trump mantienen alerta a su equipo de campaña, que no sólo debe preocuparse por sus discursos, sino también de encontrarse cerca de un fast food.

"Nunca se planifica adonde ir a comer; depende de lo que él quiera, que usualmente es McDonald's", afirmó un vocero de su campaña.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios