13 de Diciembre de 2017

Crece incertidumbre por salud del presidente Chávez

El mandatario venezolano acudió a la capital cubana para una nueva sesión de tratamientos médicos.

El mandatario había asegurado que se encontraba totalmente repuesto del cáncer que padecía. (Archivo/Agencias)
El mandatario había asegurado que se encontraba totalmente repuesto del cáncer que padecía. (Archivo/Agencias)
Compartir en Facebook Crece incertidumbre por salud del presidente ChávezCompartir en Twiiter Crece incertidumbre por salud del presidente Chávez

Milenio
LA HABANA, Cuba.- El presidente venezolano Hugo Chávez cumplió ayer la primera de varias sesiones de fisioterapia y oxigenación hiperbárica en La Habana, donde es sometido a nuevo tratamiento médico, tras la extirpación en junio pasado de la reproducción de un cáncer detectado en 2011.

Los diarios oficiales confirmaron que Chávez desembarcó “al filo de la madrugada” de ayer, pero sin reproducir imágenes de la llegada, con lo cual se disparó una vez más la incertidumbre sobre su estado real de salud.

Chávez asumirá en enero su tercer mandato presidencial y se ha sometido a tres cirugías desde mediados de 2011, cuando le fue detectado por primera vez un cáncer en la zona pélvica. “Estoy libre de la enfermedad,  sin embargo habrá que seguir monitoreando cada cuatro meses para verificar el buen ritmo y la buena evolución” de la salud, dijo el 20 de octubre pasado.

Paralelamente y en un hecho inusual, diplomáticos estadunidenses y cubanos se reunieron ayer en la sede de la cancillería en La Habana para examinar la situación de Alan Gross, el estadunidense que cumple 15 años de cárcel en la isla, se informó oficialmente.

Este asunto ha trabado el tímido acercamiento entre los dos gobiernos, iniciado por el presidente Barack Obama.

La cancillería informó que durante la reunión, en la que participaron también médicos estadunidenses, se informaron los resultados de una biopsia realizada en octubre a Gross según la cual “no es cancerígena una lesión detectada detrás de su hombro derecho”, pero de inmediato Washington descartó esa valoración, alegando que los médicos que la realizaron no fueron escogidos por el contratista.

Los cubanos puntualizaron que esa prueba “no pudo ser realizada antes por la negativa de Gross, condenado en 2011 por “actos contra la independencia” de la isla.

El equipo médico cubano ratificó que la salud del estadunidense “es normal y recibe tratamiento adecuado para los padecimientos que presenta”, incluidos los propios de su edad, 63 años.

Washington ha pedido a La Habana su excarcelación, al tiempo que los cubanos han solicitado una reunión entre los dos gobiernos para encontrar una salida humanitaria al caso, teniendo como telón de fondo la prisión en Estados Unidos de cinco agentes de la inteligencia cubana, cuya liberación también demandan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios