20 de Noviembre de 2018

Mundo

Crímenes de menores abren debate sobre edad penal

Proponen endurecer las penas para menores que cometen ilícitos de gravedad, como asesinatos y violaciones.

Señalan que reducir la edad penal no servirá para frenar la delincuencia. (EFE)
Señalan que reducir la edad penal no servirá para frenar la delincuencia. (EFE)
Compartir en Facebook Crímenes de menores abren debate sobre edad penalCompartir en Twiiter Crímenes de menores abren debate sobre edad penal
EFE
BRASILIA, Brasil.- Una serie de crímenes atroces atribuidos a menores ha desatado un debate sobre la edad penal en Brasil, que enfrenta a quienes exigen castigos más duros a grupos humanitarios y al Gobierno, que sostienen que internarlos en las precarias cárceles del país fomentará la delincuencia.
 
El último de los casos que han atizado la controversia fue el asesinato de una dentista en Sao Paulo, quemada viva la semana pasada por un joven de 17 años tras un asalto, porque solo tenía 30 reales (unos 15 dólares).
 
Días antes, dos menores de 14 y 15 años habían matado a una mujer de 70 años a cuchilladas cuando pretendían robarle un automóvil y, en marzo pasado, un hombre fue asesinado en la puerta de su casa por un ladrón que días después cumplió 18 años, por lo que sólo pasará un breve período en un centro de reeducación. Ambos casos también ocurrieron en Sao Paulo.
 
Frente a esos hechos, que engrosaron una larga lista de crímenes cometidos por menores, el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, propuso al Congreso endurecer las penas en los casos de asesinatos, violaciones y otros delitos considerados de extrema gravedad.
 
La propuesta fue respaldada por algunos partidos políticos, como el Social Cristiano (PSC), y ha generado un debate, también en las redes sociales, en el que algunas voces exigen reducir la edad de responsabilidad penal de 18 a 16 años.
 
Del otro lado están grupos de derechos humanos y el Gobierno, que se pronunció a través del ministro de Justicia, José Eduardo Cardoso.
 
"Estoy en contra. Quien crea que con una varita mágica resolverá la criminalidad esconde los problemas reales que hoy afligen a la sociedad", declaró Cardozo.
 
"La Constitución prevé que la imputabilidad penal se aplica desde los 18 años y eso es un derecho consagrado", dijo el ministro, quien aseguró que con la "realidad carcelaria" del país sólo se lograría "agravar el problema", pues a su juicio las prisiones son "escuelas del delito".
 
El propio Cardozo ya ha calificado las cárceles brasileñas como "medievales" y ha admitido que "prefería morir" a tener que pasar años en esas prisiones, que los organismos de derechos humanos consideran "depósitos inhumanos".
 
Según datos oficiales, en términos absolutos Brasil tiene la cuarta población carcelaria del mundo, por detrás de Estados Unidos, Rusia y China, con unas 514,000 personas recluidas en penales cuya capacidad solamente permitiría albergar al 70 por ciento de ellas.
 
Todos esos presos son adultos, pues los menores infractores son internados en centros de "reinserción socio-educativa" hasta los 18 años, cuando recuperan la libertad sin cargo alguno y sin importar el delito anterior, según el Estatuto del Niño y el Adolescente.
 
Datos del Tribunal Supremo dicen que unos 18,000 menores son actualmente objeto de "medidas socio-educativas", que en la mayoría de los casos suponen reclusión en centros especiales.
 
De acuerdo con un informe de la Federación de Policías Federales, la participación de menores en delitos aumentó el año pasado un 14 por ciento, principalmente vinculados con las drogas.
 
La Orden de Abogados (OAB) de Brasil se ha sumado a la polémica y ha considerado que reducir la edad de responsabilidad penal de 18 a 16 años no servirá para poner coto a la violencia.
 
"Sería un retroceso para el país y transformaría a los jóvenes en delincuentes sujetos a la crueldad de las prisiones", dijo a Efe Marcus Vinicius Furtado, presidente de la OAB.
 
En su opinión, "aumentar el número de encarcelados sólo serviría para aumentar la superpoblación de los presidios, pero no tendría efectos reales sobre la inseguridad" y hasta pudiera agravarla a futuro, cuando esos menores recuperen la libertad tras haber pasado por el sistema penitenciario.
 
Al debate se han sumado hasta estrellas de la farándula, como la presentadora María das Graças Meneghel "Xuxa", quien declaró que, en lo personal, apoyaría "parcialmente" la reducción de la edad penal.
 
"Cada caso es un caso y algunos de ellos deberían ser estudiados, porque hay adolescentes que cometen crímenes sabiendo que no les va a pasar nada porque son menores", dijo "Xuxa", conocida como "reina de los bajitos" por sus programas dedicados a los niños.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios