23 de Septiembre de 2018

Mundo

Resuelven la matanza en la noche de Batman

James Holmes podría recibir la pena capital por los hechos que protagonizó en el año 2012.

La defensa de James Holmes alegó en reiteradas ocasiones que padecía una enfermedad mental con tal de que no fuera juzgado. (AP)
La defensa de James Holmes alegó en reiteradas ocasiones que padecía una enfermedad mental con tal de que no fuera juzgado. (AP)
Compartir en Facebook Resuelven la matanza en <i>la noche de Batman</i>Compartir en Twiiter Resuelven la matanza en <i>la noche de Batman</i>

Agencias
DENVER, Colorado.- James Holmes fue declarado culpable el jueves por el escalofriante ataque en una sala de cine de Colorado en 2012 contra personas indefensas que acudieron a una función de medianoche para ver el estreno de una cinta de Batman.

El jurado rechazó rápidamente los argumentos de la defensa de que el exestudiante de posgrado estaba mentalmente enfermo y cometió los asesinatos impulsado por alucinaciones.

Holmes, de 27 años, quien había estado trabajando para obtener un doctorado en neurociencia, podría ser sentenciado a la pena de muerte por el ataque que dejó 12 muertos y decenas de heridos.

La fase inicial del juicio se llevó 11 semanas, pero los jurados sólo requirieron unas 12 horas en el transcurso de un día y medio para declararlo culpable de 165 cargos.

El mismo panel tiene ahora que decidir si Holmes debe pagar con su vida. A partir del miércoles escuchará testimonios durante aproximadamente un mes acerca de si el reo se merece la pena de muerte o no.

Tres años después

Vestido con camisa azul y pantalones color café, Holmes se mantuvo impasible con las manos en los bolsillos durante casi una hora mientras el juez de origen salvadoreño Carlos Samour Jr. leía cargo tras cargo, cada uno de ellos acompañado de la palabra "culpable".

Los padres de Holmes permanecían sentados tomados de la mano, y después de que fue leído el último cargo, la madre, Arlene, enterró el rostro en el hombro del padre, Robert.

Incluso antes de que se leyera el veredicto, los jurados hicieron pasar una caja con pañuelos desechables y se enjugaron los ojos. El presidente del jurado era alumno de la Secundaria Columbine durante la balacera allí en la que murieron 13 personas.

El veredicto se dio casi tres años después de que Holmes, vestido de pies a cabeza con un traje a prueba de balas, ingresó a través de la salida de emergencia a la oscura sala del cine en Aurora, un suburbio de Denver, y reemplazó la violencia de Hollywood en la cinta "The Dark Knight Rises" con una matanza real.

Entre sus víctimas estuvieron dos soldados en servicio activo, una madre soltera, un hombre que estaba celebrando su 27mo cumpleaños y un aspirante a locutor que había sobrevivido a una balacera en un centro comercial en Toronto. Varios murieron al cubrir con sus cuerpos a amigos o familiares.

Asesino calculador

El juicio ofreció un atisbo inusual a la mente de un asesino de masas, ya que en la mayoría de casos semejantes el atacante muere a manos de la policía, se suicida o se declara culpable.

Los fiscales argumentaron que Holmes sabía exactamente lo que estaba haciendo cuando metódicamente abatió a balazos a extraños en una sala cinematográfica, apuntando hacia quienes huían. Lo retrataron como un asesino calculador que buscó aliviar sus fracasos en la escuela y el romance con un asesinato de masas que él creía aumentaría su valía personal.

Tomó fotografías de sí mismo con el cabello pintado de naranja brillante y garabateó sus planes de la masacre en un cuaderno con espiral que le envió a su psiquiatra en la universidad justo horas antes del ataque, todo en un esfuerzo calculado para ser recordado, dijeron los fiscales.

Planes ocultos

Sus abogados argumentaron que Holmes sufre esquizofrenia y estaba en medio de un colapso psicótico tan grave que no podía distinguir entre el bien y el mal. 

Dijeron que tenía alucinaciones incluso mientras adquiría en secreto las tres armas que utilizó -una escopeta, una pistola y un fusil AR-15- al tiempo que ocultaba sus planes a sus amigos y a dos psiquiatras preocupados por él en los meses previos al tiroteo.

Durante la fase de sentencia, presentarán los llamados factores de mitigación con la esperanza de salvarle la vida. Probablemente incluirán más evidencia de enfermedad mental y una descripción compasiva de su niñez.

Por su parte, los fiscales mencionarán los llamados factores agravantes en respaldo de la pena de muerte, incluido el elevado número de víctimas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios