13 de Diciembre de 2017

Mundo

De desocupadas a diseñadoras de lencería

La aventura de un grupo de mujeres francesas comenzó en Bourg-en-Bresse y la primera colección saldrá en enero de 2013.

El proyecto de Assya Hiridjee fue recibido con entusiasmo por toda la comunidad local. (leprogres.fr)
El proyecto de Assya Hiridjee fue recibido con entusiasmo por toda la comunidad local. (leprogres.fr)
Compartir en Facebook De desocupadas a diseñadoras de lenceríaCompartir en Twiiter De desocupadas a diseñadoras de lencería

Agencias
PARÍS, Francia.- Trece modistas que estaban desocupadas se convirtieron en artífices de una nueva marca de lencería de lujo, íntegramente realizada en Francia: una historia con final feliz en la Europa de la crisis.

De acuerdo con el sitio web ansa.it, la primera colección de la marca, Monette, llegará al comercio en enero de 2013.

Detrás de este nombre un poco retro hay otra mujer, Assya Hiridjee, hermana de la fundadora de la marca Princesse Tam Tam (la lencería favorita de las jóvenes francesas), Loumia Hiridjee.

Cuando en noviembre de 2008 Loumia murió en los atentados de Mumbai, en la India, Assya decidió seguir sola el camino emprendido por su hermana.

La aventura de estas mujeres comenzó en Bourg-en-Bresse, una ciudad industrial (sobre todo en el sector de la mecánica y la metalurgia) de la región de Ródano-Alpes, en el centro-este de Francia. Allí las fábricas, afectadas por la crisis, comenzaron a cerrar y despedir personal.

Entre ellas la histórica marca de lencería Lejaby, que eligió fabricar en el exterior y terminó por bajar la persiana en todos sus establecimientos franceses.

En 2010 también se apagaron las máquinas en la fábrica de Bourg-en-Bresse. De las cenizas de Lejaby nació Monette.

El proyecto de Assya Hiridjee fue recibido con entusiasmo por toda la comunidad local: no dudamos un instante", dijo el alcalde Jean-Francois Debat.

Para las "mujeres con manos de hada" de Bourg-en-Bresse, como las llaman en la región, fue el comienzo de una nueva vida.

La joven emprendedora y creadora de moda compró la fábrica y recontrató a 13 modistas aún sin trabajo.

Todas tienen entre 40 y 50 años, y conocen el arte de trabajar la seda y el encaje.

En agosto de 2012 las máquinas se pusieron nuevamente en funcionamiento: en enero 2013 saldrá así la primera colección de lencería Monette íntegramente francesa, tal como quiere el ministro de Recuperación Productiva Arnaud Montebourg, promotor del "Made in France".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios