17 de Enero de 2018

Mundo

Denuncia ONU asesinato y mutilación de albinos

El órgano internacional instó a las autoridades a tomar medidas más enérgicas para poner fin a los crímenes y a la discriminación.

El asesinato y mutilación de las personas con albinismo están a menudo vinculados a la brujería. (help2kids.org)
El asesinato y mutilación de las personas con albinismo están a menudo vinculados a la brujería. (help2kids.org)
Compartir en Facebook Denuncia ONU asesinato y mutilación de albinosCompartir en Twiiter Denuncia ONU asesinato y mutilación de albinos

Agencias
GINEBRA, Suiza.- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH) Navi Pillay condenó una serie de asesinatos de albinos en Tanzania y en especial se mostró consternada por la mutilación de menores, según publica Notimex.

"Condeno enérgicamente estos asesinatos y ataques viciosos, que fueron cometidos en circunstancias particularmente terribles, y que han involucrado a descuartizar personas, incluidos niños, mientras aún están vivos", dijo Pillay en un comunicado dado a conocer el martes.

Según ACNUDH cuatro nuevos ataques dirigidos a las personas con albinismo, tres de los cuales eran niños, fueron documentados en Tanzania en un período de apenas 16 días.

Por ello, instó a las autoridades a tomar medidas más enérgicas para poner fin a los crímenes y hacer frente a la discriminación subyacente.

El 31 de enero, Lugolola Bunzari, un niño de 7 años con albinismo fue brutalmente asesinado en Kanunge pueblo, región Tabora.

Sus atacantes redujeron su frente, el brazo derecho y el hombro izquierdo, y le cortó el brazo izquierdo hasta por encima del codo. El abuelo del niño, de 95 años, también murió en el ataque, mientras trataba de proteger a su nieto, refirió.

El 5 de febrero, un bebé de siete meses, Makunga Baraka, escapó de la muerte después de que hombres armados atacaron su casa en la región Simiyu.

Los pobladores persiguieron a los atacantes y rodearon la casa para protegerlo. El bebé y su madre fueron llevados a la comisaría de policía a la mañana siguiente en donde le ofrecieron asilo temporal.

El 11 de febrero, en la madrugada Chambanenge Maria, una mujer de 39 años de edad con albinismo fue atacada por cinco hombres armados, supuestamente incluyendo a su esposo, en Mkowe pueblo, región Rukwa.

Ellos cortaron su brazo izquierdo mientras ella dormía con dos de sus hijos. Los cinco sospechosos fueron detenidos y se recuperó el brazo de la víctima, mientras el juicio se informa que es en marcha, describió ACNUDH.

Asimismo, el 15 de febrero, Mwigulu Matonange, un niño albino de 10 años de edad fue atacado en el camino de su casa a la escuela, y su brazo izquierdo también fue cortado por encima del codo por dos hombres no identificados en Msia, región Rukwa.

Tras el ataque, el niño suplicó a su padre que lo llevara a "una escuela donde los hombres malos no me pueden encontrar y cortar el otro brazo".

Pillay subrayó que estos "actos horrendos de asesinato y mutilación de las personas con albinismo están a menudo vinculados a la brujería.

Se tiene la creencia de que la brujería es más potente si la víctima grita durante la amputación, lo que explica por qué las partes del cuerpo a menudo se cortan de víctimas vivas, agregó.

La ONU dice que las autoridades son responsables de llevar ante la justicia a los perpetradores de estos crímenes

Además, se piensa que los albinos tienen poderes especiales y que beber su sangre da fuerza y vida eterna.

Con su piel, cabellos, lengua, ojos, pechos, genitales, dientes y dedos se preparan brebajes mágicos que se cree dan poder y riqueza y también se preparan medicinas y amuletos para atraer la buena suerte, los cuales llegan a venderse por miles de dólares.

De acuerdo con datos del ACNUDH, de los 72 asesinatos de personas con albinismo en Tanzania documentados desde el año 2000, sólo cinco casos han dado lugar a enjuiciamientos exitosos.

"Estos crímenes son aborrecibles. Las personas con albinismo tienen derecho a empezar a vivir, al igual que cualquier otro, sin el temor de ser asesinados o desmembrados, consideró Pillay.

Recordó a las autoridades de Tanzania que son los principales responsables de llevar ante la justicia a los perpetradores de estos crímenes y proteger a las personas con albinismo, pues son una comunidad vulnerable especialmente por la impunidad que rodea a estos casos.

Tomando nota de que las creencias y prácticas de brujería están muy arraigadas en algunos segmentos de la sociedad tanzana, Pillay instó a las autoridades a resolver el problema a través de un enfoque múltiple.

"Además de proteger físicamente a las personas con albinismo, el Gobierno tiene que tomar un enfoque más fuerte y dinámico de las campañas de educación y sensibilización para combatir el estigma asociado al albinismo", refirió.

También alentó a las autoridades a garantizar el derecho de las víctimas a la reparación, y de proporcionarles atención médica y psicosocial, así como el apoyo legal.

"Estoy profundamente alarmada por la discriminación y la exclusión social que sufren muchas personas con albinismo, como consecuencia de su color de piel, no sólo en Tanzania, sino en otros países también", lamentó Pillay.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios