18 de Septiembre de 2018

Mundo

Denuncian nueva masacre del Estado Islámico en Siria

Activistas y la televisión estatal siria afirman que los extremistas asesinaron a unas 40 personas en una aldea del centro del país.

Imagen del 8 de marzo pasado, de una mujer siria con sus hijos en el campo de refugiados  Rifaa Ahmad. Los ataques del Estado islámico en aldeas sirias ha motivado la salida de miles de personas. (Foto: AP)
Imagen del 8 de marzo pasado, de una mujer siria con sus hijos en el campo de refugiados Rifaa Ahmad. Los ataques del Estado islámico en aldeas sirias ha motivado la salida de miles de personas. (Foto: AP)
Compartir en Facebook Denuncian nueva masacre del Estado Islámico en SiriaCompartir en Twiiter Denuncian nueva masacre del Estado Islámico en Siria

Agencias
BEIRUT, Líbano.- Combatientes del grupo extremista Estado Islámico mataron el martes a más de 40 personas, mayormente civiles, en un ataque contra una aldea en el centro de Siria, dijeron activistas opositores y la televisión estatal siria, según publica The Associated Press.

El ataque contra la aldea de Mabuja, en poder del gobierno, fue la más reciente atrocidad del grupo extremista suní, que la semana pasada dio a conocer un video en el que sus milicianos decapitaban a ocho hombres que dijo eran chiíes de la provincia de Hama.

El grupo lanzó una ofensiva el martes contra Mabuja, una aldea en la que varias sectas han coexistido desde hace mucho tiempo. El centro de Siria es una mezcla de comunidades, con muchos miembros de la minoría cristiana, además de ismaelíes y alawitas, ambas derivadas del chiísmo. 

Esas comunidades respaldan mayormente al presidente Bashar Assad, que es alawita, y temen ataques de extremistas entre los rebeldes mayormente suníes que tratan de derrocarlo.

La televisión estatal siria dijo que el Estado Islámico mató a 44 personas, mujeres y niños entre ellos, en su ataque del martes.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que entre los muertos había 37 civiles que fueron baleados, quemados o acuchillados por los extremistas antes de retirarse. 

El director del Observatorio, Rami Abdurrahman, dijo que muchos vecinos estaban desaparecidos, pero agregó que no estaba claro si fueron secuestrados por el Estado Islámico.

Agregó que el ejército rechazó el ataque y obligó a retroceder a los extremistas.

Ataques aéreos

También el martes, fuerzas del gobierno dispararon cohetes y realizaron ataques aéreos sobre el bastión rebelde de Idlid, en el noroeste del país, con un saldo de más de una docena de muertos, dijeron activistas el martes.

Medios estatales dijeron que "decenas" de combatientes fueron asesinados en una "operación militar" en Idlib y un periódico progubernamental apuntó que el ejército se está preparando para tomar el control de la ciudad, añadiendo que fuerzas gubernamentales emitirán "pronto" un comunicado anunciando su recaptura.

Combatientes islamistas liderados por la rama de Al Qaeda en Siria y el grupo ultraconservador Ahrar al-Sham tomaron el control de Idlib el sábado tras cuatro días de intensos bombardeos y combates. Esta pérdida fue un importante revés para el gobierno del presidente Bashar Assad, que durante los cuatro años de guerra retuvo el control de la mayoría de zonas urbanas del país.

Idlib, con una población de aproximadamente 165 mil habitantes, se convirtió en la segunda capital provincial en caer en manos de la oposición después de Raqa, que ahora es un emplazamiento clave del grupo extremista Estado Islámico. Su captura pone de manifiesto el creciente poder que tienen los grupos extremistas en Siria, donde controlan casi la mitad del país.

Yacub El Hillo, coordinador humanitario de Naciones Unidas en Siria, dijo que estaba "profundamente preocupado por los enfrentamientos en marcha" en Idlib, que añadió han desplazado a unas 30.000 personas.

La situación en la ciudad es cada vez más desesperada, con cortes en el suministro eléctrico y escuelas y hospitales cerrados, agregó.

Sus declaraciones coinciden con testimonies de activistas y residentes que huyeron de la ciudad y que dicen que los insurgentes buscan a partidarios del gobierno, muchos de los cuales partieron ante la llegada de los radicales.

Los ataques tuvieron lugar el lunes por la noche y en ellos murieron al menos 14 personas, señalaron el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, y los Comités de Coordinación Local.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios