23 de Septiembre de 2018

Mundo

La Habana, convertida en un 'basurero'

Los desperdicios se acumulan en calles debido a que los camiones recolectores son insuficientes.

Piden impulsar en La Habana 'fórmulas diversas' para mantener limpia la ciudad más grande e importante de Cuba. (cubadebate.cu)
Piden impulsar en La Habana 'fórmulas diversas' para mantener limpia la ciudad más grande e importante de Cuba. (cubadebate.cu)
Compartir en Facebook La Habana, convertida en un 'basurero' Compartir en Twiiter La Habana, convertida en un 'basurero'

Agencias
LA HABANA, Cuba.- La higiene pública en La Habana afronta una "situación crítica", atribuida por un análisis local a la escasez "de recursos" para limpiar la ciudad, de unos dos millones de habitantes, y a la "indisciplina" de personas y entidades.

"El problema de la higiene en nuestros barrios y calles, sobre todo en la capital del país, está en una situación crítica, y es más visible y peligroso en esta etapa veraniega de intenso calor, cuando muchas personas están de vacaciones en casa o acuden a las distintas opciones recreativas existentes", sostuvo el semanario nacional sindical Trabajadores, citado por Ansa Latina.

El artículo mencionó entre las causas de este problema "las complicaciones que origina el exceso de población en determinadas zonas de nuestras urbes, así como la escasez de recursos para los servicios comunales; pero la percepción casi generalizada entre la ciudadanía es que hay un mal aprovechamiento de lo que tenemos, y sobre todo, una deficiente organización y exigencia de las autoridades locales".

Sistema inmanejable

En Cuba una empresa estatal denominada Comunales está encargada de recoger los desperdicios y del mantenimiento en general de calles y avenidas.

En el caso de La Habana, capital y la mayor ciudad del país, ese sistema es "inmanejable", según el análisis de Trabajadores. Es "una especie de círculo vicioso que habría que romper", subrayó.

"La gente echa la basura en los tanques que se colocan, a veces más de uno, cada 100 metros, pero estos se llenan rápido y los desperdicios se acumulan alrededor cuando no pasa a tiempo el camión", dijo Nilda Pérez, un ama de casa residente en un barrio céntrico habanero.

"Algunos tanques están volcados o con sus tapas y ruedas rotas", subrayó.

Pérez negó "lo que dicen" quienes "le echan la culpa" a algunos de los casi medio millón de negocios privados en 201 oficios de servicios, la mayoría gastronómicos, que han surgido en Cuba por los cambios que se aplican desde 2008.

"Ellos no son el problema. Esa gente es especialmente chequeada por inspectores y por lo menos en mi barrio se ocupan de botar en forma adecuada su basura", estimó.

Cultura cívica

Los nuevos privados pueden ser multados y en casos extremos sufrir el cierre, especialmente los que manipulan alimentos, si no mantienen la higiene en los procesos.

Estas medidas están relacionadas al aumento de la incidencia en el país, en el verano, de enfermedades diarreicas del trópico.

Trabajadores consideró que debe respetarse en La Habana "una cultura cívica" que ya lograron "ciudades muy limpias" en el país, formada por "fórmulas diversas que abarcan desde el aporte de las entidades estatales tradicionales hasta del trabajo por cuenta propia". 

"Si los vehículos para extraer la basura no son suficientes, entonces no debiera faltar al menos una programación lo más ajustada posible a la capacidad real de recogida, de modo que le permita a la población planificar y crearse un hábito para sacar los desechos de casa en el momento más oportuno", precisó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios