17 de Diciembre de 2017

Mundo

Investigan posible obstrucción de la justicia por parte de Trump

El fiscal especial a cargo del caso de la intervención de Rusia en las elecciones, busca respuestas en otros funcionarios.

Un manifestante protesta contra Donald Trump, quien ahora se encuentra bajo la mira de la justicia de Estados Unidos. (La Jornada)
Un manifestante protesta contra Donald Trump, quien ahora se encuentra bajo la mira de la justicia de Estados Unidos. (La Jornada)
Compartir en Facebook Investigan posible obstrucción de la justicia por parte de TrumpCompartir en Twiiter Investigan posible obstrucción de la justicia por parte de Trump

Agencia
NUEVA YORK.- Donald Trump está bajo investigación por posible obstrucción de la justicia reveló el periódico Washington Post, que indica que el propio presidente está ahora bajo la lupa de la indagación que inicialmente solo estaba enfocada sobre la interferencia rusa en el proceso electoral.

Robert Mueller, el fiscal especial encargado de la investigación del papel ruso en la elección de 2016 y sus secuelas, está interrogando a altos funcionarios de inteligencia en parte para examinar si Trump intentó obstruir la justicia, reportó el Post citando a cinco funcionarios que pidieron el anonimato, informa La Jornada en su portal web.

También te puede interesar: Senadores de EU aprueban nuevas sanciones contra Rusia

Originalmente, la investigación del FBI encabezada por James Comey, quien fue despedido por el presidente el 9 de mayo, y ahora bajo el mando de Mueller, se había enfocado durante meses sólo sobre la mano rusa en intentos para influir la elección como también sobre si hubo colaboración de algún tipo entre integrantes de la campaña de Trump y Moscú, pero Trump había sido informado por Comey que él no estaba personalmente bajo investigación.

Eso aparentemente cambió pocos días después del despido de Comey cuando la investigación del FBI sobre la posible obstrucción de la justicia de Trump se inició, y ahora Mueller, en su cargo como fiscal especial, ha incorporado ésta a su cada vez más amplia indagación. Entrevistas preliminares con funcionarios de inteligencia indican, según el Post, que la oficina de Mueller está buscando testigos dentro y fuera del gobierno.

De acuerdo con las fuentes, Daniel Coats, director nacional de inteligencia, Mike Rogers, jefe de la Agencia de Seguridad Nacional, entre otros, han acordado ser entrevistados por los investigadores de Mueller esta semana.

La investigación es secreta y no se sabe cuántos ni quiénes más han sido interrogados por el FBI en las últimas semanas.

Con esto se renueva el debate sobre cuáles son las limitaciones de una investigación sobre un presidente activo, aun si se detecta evidencia de un delito mayor. A Mueller, en su capacidad de fiscal especial, se le ha sido ofrecido un margen de independencia, pero aún sigue bajo la jerarquía del Departamento de Justicia.

Expertos consideran que el Departamento de Justicia no puede presentar una acusación formal contra un presidente, pero puede entregar las conclusiones y evidencia de tal investigación al Congreso.

El Congreso tendría que decidir si iniciar un juicio político (impeachment), pero con el poder legislativo bajo control republicano, esto se considera como algo muy lejano de lo posible.

Estas son las intervenciones de Trump

Al parecer -aunque la oficina de Mueller rehúsa comentar sobre el caso- la investigación no sólo está examinando las razones del despido de Comey, sino esfuerzos anteriores de Trump para intentar influir en la investigación sobre la mano rusa y el papel de algunos de sus colegas.

En particular, un número de eventos ocurrieron en marzo en donde, según filtraciones a la prensa, Trump intentó convencer a Coats y Rogers de emitir declaraciones públicas declarando que no existía evidencia de ninguna coordinación entre la campaña de Trump y los rusos -algo que ambos rehusaron hacer.

Otro incidente de posible interferencia de Trump, ocurrido también en marzo, fue cuando el presidente, después de una reunión en la Casa Blanca, platicó en privado con Coats y el director de la CIA Mike Pompeo solicitando que intervinieran con Comey para lograr que pusiera de lado la investigación en torno a su asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn.

Todo apunta a que las acusaciones de Comey, durante su comparecencia ante el Senado la semana pasada, de que Trump le había solicitado “dejar ir” la investigación sobre Flynn, y su afirmación de que “fui despedido por la investigación sobre Rusia, fui despedido, de alguna manera, para cambiar... como se estaba conduciendo la investigación rusa” también son parte de esta investigación.

No se sabe si el presidente -quien festejó el testimonio de Comey por confirmar que él no estaba bajo investigación- ya había sido informado de que él ahora está en la lista de los sospechosos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios