25 de Septiembre de 2018

Mundo

Dragón de Komodo muerde a empleada en zoológico

El ataque de este enorme lagarto puede resultar mortal, ya que inyecta veneno a sus víctimas.

La empleada del zoológico de Omaha tuvo que ser hospitalizada por la mordida del dragón de Komodo. (ABC11.com)
La empleada del zoológico de Omaha tuvo que ser hospitalizada por la mordida del dragón de Komodo. (ABC11.com)
Compartir en Facebook Dragón de Komodo muerde a empleada en zoológicoCompartir en Twiiter Dragón de Komodo muerde a empleada en zoológico

Agencias
OMAHA, Nebraska.- Una trabajadora de un zoológico en Omaha fue hospitalizada en estado crítico después de haber sido mordida por un enorme dragón de Komodo el domingo.

Los paramédicos acudieron al Zoológico y Acuario Henry Doorly el domingo por la tarde para atender a la trabajadora, que posteriormente fue trasladada a un hospital, informa AP.

Las autoridades han proporcionado pocos detalles sobre el incidente.

El zoológico de Omaha es un sitio de enorme reconocimiento a nivel nacional. A principios del presente año, el portal de turismo y viajes TripAdvisor consideró a este zoológico el primero del mundo con cerca de 1.7 millones de visitantes al año.

Conoce más sobre el dragón de Komodo

El dragón de Komodo, también conocido como monstruo de Komodo o varano de Komodo, es un reptil que pertenece a la familia de los varánidos, es decir, grandes lagartos con cabeza pequeña, cola fuerte y patas gruesas.

Esta especie se ubica solamente en el archipiélago de Indonesia, que incluye las islas Komodo, Flores, Rinca y Padar.

Los ejemplares adultos viven en regiones de bosques tropicales y sabanas, pero igual pueden encontrarse en playas y lechos de ríos secos. Los más jóvenes viven en zonas boscosas hasta los ocho meses de edad.

Ocupa el primer lugar en ser el lagarto más grande del mundo, pues llega a medir hasta tres metros y pesar entre 70 y 91 kg. Es por ello que es un superdepredador de su hábitat.

El color de su gruesa y áspera piel escamosa varía del café al gris rojizo. Su larga cola, que llega a ser del tamaño de su cuerpo, es muy fuerte y musculosa. Un golpe con ésta resulta muy doloroso y peligroso. No posee orejas externas, pero en vez de eso, contienen unas aberturas que le permite escuchar, aunque no en buena calidad.

El sentido que mejor tiene desarrollado es el del olfato, pues increíblemente es capaz de detectar carroña o animales a punto de morir hasta 9.5 km de distancia. Esto también depende de la dirección del viento. En cuanto a la vista, puede ver a una lejanía de 300 metros.

Lengua y saliva virulentas

Su lengua detecta sabores y su saliva contiene una cantidad muy elevada de bacterias virulentas, y a pesar de creerse por años que esta era la que ocasionaba la muerte de sus presas, nuevos descubrimientos han revelado que el dragón de Komodo posee glándulas venenosas que expulsan tóxicos capaces de coagular la sangre y paralizar a sus víctimas.

No se sabe con exactitud si es el veneno solamente, la mezcla de ambas, o las bacterias que entran a través de las heridas abiertas lo que causa la muerte de los animales capturados.

Sus dientes de 2.5 cm de largo son afilados y su mordida muy potente, pues puede herir y debilitar a un animal más grande con tan sólo un contacto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios