20 de Septiembre de 2018

Mundo

Papa Francisco: no cualquiera merecer ser llamado monseñor

El Pontífice dice que esta distinción vaticana solo es para sacerdotes diocesanos mayores de 65 años.

La figura del 'monseñor' se comenzó a dar a partir del siglo XIV para aquellos presbíteros que servían de manera ejemplar al papado. (Agencias)
La figura del 'monseñor' se comenzó a dar a partir del siglo XIV para aquellos presbíteros que servían de manera ejemplar al papado. (Agencias)
Compartir en Facebook Papa Francisco: no cualquiera merecer ser llamado monseñorCompartir en Twiiter Papa Francisco: no cualquiera merecer ser llamado monseñor

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco ordenó limitar el uso del término honorífico de "monseñor" para aplicarlo sólo a unos pocos sacerdotes, una evidencia más de su deseo de que los clérigos sean servidores humildes.

La secretaría de Estado del Vaticano envió una carta a sus embajadas en la que pide informar del cambio a los obispos. De ahora en adelante, informó el martes, sólo los sacerdotes diocesanos que sean "capellanes del Santo Padre" pueden usar el título honorífico, y solamente después de cumplir 65 años.

Los obispos, vicarios y arzobispos seguirán siendo llamados "monseñor" y las autoridades de la Santa Sede podrán usarlo si el puesto que ejercen amerita que lo usen.

El Vaticano hizo énfasis en que el papa Paulo VI redujo el número de títulos honorarios en 1968 y que la decisión de Francisco "debe entenderse en esa lógica, como una mayor simplificación".

Esta distinción se considera un honor papal que se otorga a los curas seculares, esto es, a aquellos que no pertenecen a una congregación religiosa como los claretianos o los franciscanos de manera honorífica, en tanto que en la mayoría de los casos son concedidos por el Santo Padre a partir de la propuesta de un obispo diocesano que buscaba agradecer a través de esta denominación una entrega del sacerdote en cuestión.

O por el propio Papa, que busca así poner en valor a sus más estrechos colaboradores. Y es que, la figura del "monseñor" o "mi señor" se comenzó a dar a partir del siglo XIV para aquellos presbíteros que servían de manera ejemplar al papado.

Eso sí, al parecer, la decisión tomada por el Obispo de Roma no tendría carácter retroactivo y aquellos sacerdotes que ya poseen el título de monseñor no lo perderán. 

(Con información de Associated Press y larazon.es)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios