21 de Noviembre de 2018

Mundo

El Papa reprueba la "cultura del desperdicio"

Francisco denuncia la indiferencia que ha modelado al mundo, en el que una persona muere de frío por la calle y no es noticia.

Francisco dijo que "la persona humana está en peligro". (Agencias)
Francisco dijo que "la persona humana está en peligro". (Agencias)
Compartir en Facebook El Papa reprueba la "cultura del desperdicio"Compartir en Twiiter El Papa reprueba la "cultura del desperdicio"

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- En ocasión de la Jornada Mundial del Ambiente, el papa Francisco aprovechó para lanzar "un fuerte llamado a la necesidad de eliminar los desperdicios y la destrucción de los alimentos".

Un llamado en contra de la "cultura del desperdicio", del “usa y tira”, del consumo veloz y sin frenos que lleva a la idolatría del dinero y de los índices de la bolsa, según publica el sitio web vaticaninsider.lastampa.it. 

Según Bergoglio, esta "cultura del desperdicio", que "tiende a convertirse en mentalidad común que contagia a todos", pone en peligro, en primer lugar, a la persona humana. 

Dios, de hecho, dio al hombre la tarea de "cultivar y custodiar" la creación, pero los hombres olvidan demasiado a menudo esta tarea, distraídos porque persiguen obsesivamente el dinero

Y lo hacen hasta el punto de no sentir a la persona ni a la vida humanas "como valor primario que hay que respetar y tutelar, sobre todo si es pobre o discapacitada, si todavía no sirve, como el que está por nacer, o si no sirve más, como el anciano". En cambio, es justamente el ejemplo de nuestros abuelos el que hay que seguir, esa mentalidad de "no tirar nada de la comida que sobra".

Francisco denunció la indiferencia que ha modelado nuestro mundo, en el que una persona muere de frío por la calle y no es noticia. 

"Si en muchas partes del mundo hay niños que no tienen nada de comer, eso no es noticia. ¡Parece normal...! Al contrario, por ejemplo, si las Bolsas de alguna ciudad bajan 10 puntos, es una tragedia... Así, las personas son “descartadas”. Nosotros, las personas, somos descartadas, como si fuéramos deshechos". La culpa es del consumismo desenfrenado", señaló Francisco

Añadió, que "nos ha inducido a acostumbrarnos a lo superfluo y al desperdicio cotidiano de comida, a la que a veces ya ni siquiera podemos dar su justo valor, que va mucho más allá de los meros parámetros económicos".

"Lo que comanda hoy no es el hombre, sino el dinero: ¡el dinero es el que comanda!", denunció el Pontífice con fuerza. 

Sin embargo, añadió, "Dios, Nuestro Padre, ha dado la tarea de custodiar la tierra y no el dinero, a nosotros: ¡los hombres y las mujeres! ¡Nosotros tenemos esta tarea!". 

"Así, prosiguió, los hombres y las mujeres son sacrificados a los ídolos del provecho y del consumo: es la “cultura del desperdicio”. Si se descompone una computadora es una tragedia, pero la pobreza, las necesidades, los dramas de muchas personas terminan por entrar en la normalidad".

En este sentido, la ecología tiene que ver no solo con "la relación entre nosotros y el ambiente", sino también con las relaciones entre todos los hombres. 

"Nosotros estamos viviendo un momento de crisis", recordó Francisco, "la persona humana está en peligro".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios