22 de Octubre de 2018

Mundo

El presidente de Panamá 'se confiesa' con el Papa

Realmente quiero reducir la pobreza de Panamá, afirma Ricardo Martinell, al visitar al Santo Padre en el Vaticano.

Además de reunirse con Ricardo Martinelli, el Papa anticipó que viajará a Sudamérica de nuevo, pero no antes de 2016. (Agencias)
Además de reunirse con Ricardo Martinelli, el Papa anticipó que viajará a Sudamérica de nuevo, pero no antes de 2016. (Agencias)
Compartir en Facebook El presidente de Panamá 'se confiesa' con el PapaCompartir en Twiiter El presidente de Panamá 'se confiesa' con el Papa

Agencias
EL VATICANO.-  El Papa Francisco recibió este sábado durante una audiencia privada en El Vaticano al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, con quien dialogó unos 26 minutos.

A las 10:34 horas local (08:34 GMT), el mandatario llegó hasta la segunda logia del Palacio Apostólico junto a su delegación, de unas trece personas y de la cual formó parte también la expresidenta Mireya Moscoso, según publica Notimex.

En la Sala del Troneto, la antecámara de la biblioteca papal, ambos personajes se saludaron. "Santo Padre", dijo Martinelli. "Sea usted bienvenido", replicó el pontífice.

"¿Cómo ha ido con este nuevo puesto?", preguntó el mandatario, provocando la risa de Jorge Mario Bergoglio que exclamó: "¡Qué pregunta!". Inmediatamente después ambos entraron en la biblioteca y se sentaron ante un gran escritorio.

'Perdimos ayer'

Allí el presidente preguntó: "¿Cómo va su equipo, el San Lorenzo?", refiriéndose a la escuadra de balompié de la cual el Papa es hincha y quien respondió "perdimos ayer".

Tras el diálogo, cara a cara, tuvo lugar un intercambio de regalos y la presentación de la comitiva panameña.

Martinelli obsequió a Francisco una artesanía de filigrana de oro que representa los dioses precolombinos "del río" y que fue realizada por indígenas de su país.

En contraparte recibió un mosaico precioso con un diseño del proyecto antiguo de la Plaza de San Pedro. Además el Papa le obsequió una copia del documento de Aparecida, las conclusiones de la cumbre de obispos de Latinoamérica del año 2007.

"No es necesario que lo lea todo de golpe, porque puede resultar pesado. Elija los temas que le interesa", dijo Bergoglio. "Realmente quiero reducir la pobreza de Panamá", sostuvo Martinelli.

Tras despedirse del pontífice, el presidente panameño se reunió -también en privado- con el responsable para las Relaciones con los Estados del Vaticano, Dominique Mamberti.

Antes de la audiencia con el Papa, el mandatario participó de la develación y bendición de una estatua de la Virgen de la Antigua, patrona de Panamá.

Viajes a largo plazo

El Papa nombró este sábado a dos nuevos obispos para Guayaquil, Ecuador, y a un nuncio apostólico para Venezuela, y también anticipó que está considerando viajar a Argentina, Chile y Uruguay, pero que no lo hará antes de 2016.

Jorge Mario Bergoglio hizo esta previsión durante un encuentro con exalumnos de escuelas jesuitas de Uruguay, entre ellos varios niños, con quienes se reunió en El Vaticano.

"No se cuándo será planificado un viaje ahí, seguramente no antes de 2016. Pero lo que es seguro es que si iré a Argentina, deberé visitar Chile y Uruguay, los tres", informó la Radio Vaticana.

Premio

También este día el Papa entregó el llamado premio Ratzinger, considerado el "Nobel de teología", al sacerdote anglicano, Richard Burridge y a Christian Schaller, vicedirector del Instituto Papa Benedicto XVI de Ratisbona.

Durante la ceremonia de premiación Francisco destacó su "reconocimiento y gran afecto" al Papa emérito con el cual confesó haber dialogado hace tres o cuatro días. Recordó, entre otras cosas, el aporte de Benedicto de los libros sobre Jesús de Nazaret.

"Recuerdo que cuando salió el primer volumen algunos decían. ¿Pero esto qué es? Un Papa no escribe libros de teología, ¡escribe encíclicas! Ciertamente el Papa Benedicto se había puesto el problema, pero en ese caso, como siempre, siguió la voz del señor en su conciencia iluminada", indicó.

"Con esos libros él no hizo magisterio en sentido estricto, y no hizo un estudio académico. El hizo un regalo a la Iglesia, y a todos los hombres, de su posesión más preciosa: su conocimiento de Jesús, fruto de años de estudio, de oración", apuntó.

Según Bergoglio, Benedicto XVI hacía teología "de rodillas" y sus libros llegaron no sólo a nutrir la fe de muchos, sino que han permitido a otros acercarse por primera vez a Cristo de modo adulto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios