16 de Julio de 2018

Mundo

El son jarocho, la jarana yucateca y el tequila se disfrutan en Japón

Aichi, Shizuoka y Mie albergan a la mayor cantidad de brasileños e hispanohablantes, incluidos peruanos y mexicanos.

Durante el festival en la provincia japonesa de Aichi se pueden disfrutar danzas folklóricas mexicanas. (Fotos: Notimex)
Durante el festival en la provincia japonesa de Aichi se pueden disfrutar danzas folklóricas mexicanas. (Fotos: Notimex)
Compartir en Facebook El son jarocho, la jarana yucateca y el tequila se disfrutan en JapónCompartir en Twiiter El son jarocho, la jarana yucateca y el tequila se disfrutan en Japón

Agencias
NAGOYA, Japón.- Japón es destino para latinos en el mundo, y la región de Tokai chiho, en las vecinas provincias de Aichi, Shizuoka y Mie, es la que alberga a la mayor cantidad de brasileños e hispanohablantes, incluidos peruanos y mexicanos.

En la región, que incluye Gihu, se asientan también compañías automotrices como Toyota y otras fábricas de maquinaria que emplean a cientos de latinoamericanos, muchos de ellos “nikkei” (con ascendencia japonesa), lo que alimenta el ambiente de diversidad cultural.

En abril y mayo tienen lugar festivales de salsa y otros ritmos latinos, donde la convivencia rompe la barrera del idioma, que se combina entre los sabores de la sazón asiática con la americana, según publica Notimex.

Igual puede degustarse Curry japonés, Okonomiyaki, Ramen, el churrasco o los pinchos o banderillas; la cerveza de la amazonia, el tequila mexicano e incluso dulces, aunque con exceso de azúcar para el paladar asiático.

Aichi celebra festivales de música salsa en Osu y en Hisaya, con apoyo de jóvenes voluntarios japoneses, y amplia concurrencia de brasileños y otros latinos; ocasión también para que aprendices en decenas de academias de ritmos latinos practiquen sus pasos.

También, son ocasiones para disfrutar danzas folklóricas mexicanas, con bailables jarochos o yucatecos; y las batucadas clásicas del carnaval brasileño.

Aunque es variable el periodo de estancia de los trabajadores latinos, la mayor parte retorna a su país, y quienes se quedan permanecen en la línea de los “nikkei”: ni totalmente latino, ni completamente japonés.

Algunos de ellos acceden al apoyo de voluntarios universitarios para aprender japonés, aunque a la mayoría les resulta complicado y son más los niños y estudiantes de nivel primaria quienes acuden a las clases voluntarias.

Las comunidades latinas en Japón comenzaron a intensificarse a partir de 1990 con la apertura a la inmigración diferente a la asiática, como una forma de superar la escasez de mano de obra, y para 2009 se estimaba en unos 345 mil.

En el caso de Brasil, con relaciones diplomáticas de más de 120 años, afianzadas por la migración japonesa hacia esa nación sudamericana en 1908, el Consejo de Representantes de los Brasileños en el Exterior sostiene que Japón reúne a la comunidad más importante, y más numerosa, en toda Asia.

Datos a 2010 calculaban 267 mil residentes brasileños, 57 mil peruanos, más de seis mil bolivianos y unos dos mil mexicanos, de estos últimos, la mayor parte estudiantes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios