17 de Agosto de 2018

Mundo

Escocia, a un paso de ser una nueva nación

Los primeros resultados de la histórica consulta se conocerán el viernes; se espera una participación del 80 por ciento.

Más de cuatro millones de escoceces están llamados a las urnas para responder una simple pregunta: ¿Debería Escocia ser un país independiente? Sí o no". (AP)
Más de cuatro millones de escoceces están llamados a las urnas para responder una simple pregunta: ¿Debería Escocia ser un país independiente? Sí o no". (AP)
Compartir en Facebook Escocia, a un paso de ser una nueva naciónCompartir en Twiiter Escocia, a un paso de ser una nueva nación

Agencias
EDIMBURGO, Escocia.- Unos 4.2 millones de electores están llamados a participar este jueves en el histórico referéndum por la independencia de Escocia, en una consulta popular que podría poner fin a 307 años de unión con el Reino Unido y cuyo resultado será muy peleado, de acuerdo a los últimos sondeos de opinión. 

Las 5,579 mesas electorales distribuidas en 32 municipios abrirán a las 7:00 hora local y cerrarán a las 22:00, con los primeros resultados esperados recién para el viernes. 

Un 10 por ciento del electorado escocés permanece indeciso sobre la situación

La jefa del conteo para el referéndum, Mary Pitcaithly, confirmó que el anuncio oficial será entre las 6:30 y 7:30 de la mañana del viernes, aunque los primeros resultados se conocerían en la madrugada de ese día. La papeleta del referéndum incluirá la simple pregunta: "¿Debería Escocia ser un país independiente? Sí o no".

Los 4,285,323 de ciudadanos mayores de 16 años registrados para votar representan el 97 % del electorado de Escocia, el mayor número de votantes en la historia del país. Se espera que la participación de voto supere el 80 %. En total, 789,024 electores ya emitieron su voto a través del correo.

De acuerdo al grupo Elections Scotland, se utilizarán helicópteros para trasladar urnas de las remotas islas de Argyll y Bute, -donde un tercio de la población vive en comunidades de menos de 1,000 personas-, hasta el centro de conteo de Lochgilphead. 

Otras regiones aisladas del país dependerán de botes y ferrys para transportar las urnas selladas. Sin embargo, el mal clima podría demorar el traslado de las papeletas a los centros de conteo, y como consecuencia demorar el resultado nacional.

Más poder

En el último día de campaña antes de la crucial votación, el ministro principal escocés y jefe del Partido Nacionalista escocés (SNP), Alex Salmond, llamó a los electores a votar por el "sí", al indicar que el país "puede y debe independizarse".

Salmond afirmó en una carta a la población que si votan a favor de la separación del Reino Unido, "tendrán más poder en sus manos".

"Los discursos ya casi se terminaron. Las campañas tendrán el derecho de decir sus últimas palabras. Lo que queda somos nosotros, el pueblo que vive y trabaja aquí. Los únicos con el derecho a votar, los que importamos", afirmó Salmond.

"Este será el momento de mayor empoderamiento que jamás tendremos. El futuro de Escocia, de nuestro país, está en nuestras manos", agregó.

Políticos de la campaña pro-independentista "Sí Escocia" y de los partidos pro-unión "Mejor juntos" salieron a las calles del país para tratar de convencer de último momento a los votantes que aún siguen indecisos, cerca del 10% del electorado.

Mensaje poderoso

Según los últimos sondeos de opinión, uno elaborado por la consultora Opinium para el Daily Telegraph, el segundo del grupo ICM para The Scotsman y el tercero de la consultora Survation para el Daily Mail, el "No" obtendría el 52% de los votos, en tanto que el "sí", el 48%. 

El debate sobre la independencia se ha intensificado en los últimos días, pero especialmente después de que un sondeo publicado el pasado día 7 diera por primera vez el triunfo al "sí". 

Por su parte, el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, se sumó al debate en Escocia al pedir a los votantes que rechacen la independencia.

"La unidad con una máxima auto-determinación envía un mensaje poderoso a un mundo envuelto en conflictos de identidad, acerca de que es posible respetar las diferencias al tiempo de vivir y trabajar juntos", subrayó el ex mandatario.

Suplican el no

En tanto, el jefe de la campaña pro-unión "Mejor juntos", el ex ministro laborista Alistair Darling, y el antiguo primer ministro Gordon Brown, participaron de una manifestación en Glasgow, que llevó por título "Ama a Escocia, vota por el no".

En una entrevista con la radio 4, Darling dijo que espera que gane el "no", aunque aclaró que de caso contrario "trabajará lo mejor posible por Escocia".

"No me iré. Este es mi país, me quedaré", agregó.

Darling dijo además que más allá del resultado, "habrá que trabajar muy duro para sanar divisiones en la sociedad escocesa, que surgieron durante la campaña por el referéndum".

Grandes consecuencias

Una independencia escocesa tendría enormes consecuencias constitucionales, políticas, económicas y sociales para el país, y podría dejar a Escocia fuera de la Unión Europea y la OTAN, como también enfrentando un éxodo de empresas, inversores y compañías financieras ante las incertidumbres por una nueva moneda y estructura de gobierno.

Además, podría tener repercusiones negativas para los laboristas, que superan ampliamente a los conservadores en la región y cuentan con 41 diputados en Westminster elegidos en Escocia frente a tan sólo uno del Partido Conservador.

En caso de ganar el "no", el gobierno británico se comprometió a iniciar un rápido proceso de mayor autonomía y poderes para Edimburgo, que a su vez podría llevar a un efecto "dominó" para más independencia en el resto de los países de la unión, Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte.

(Información de Ansa Latina)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios