Esfuerzos para acabar con mutilación genital femenina detenidos por coronavirus

Si bien se han hecho progresos para acabar con algunas prácticas perjudiciales en todo el mundo, la pandemia de la Covid-19 amenaza con revertir los logros alcanzados, indicó la ONU.

|
Si los servicios y programas permanecen cerrados durante seis meses, de aquí a 2030 otros 13 millones de niñas podrían ser obligadas a contraer matrimonio. [Foto: Pixabay]
Si los servicios y programas permanecen cerrados durante seis meses, de aquí a 2030 otros 13 millones de niñas podrían ser obligadas a contraer matrimonio. [Foto: Pixabay]

ESTADOS UNIDOS.- El estudio del Fondo de Población de las Naciones Unidas dio a conocer que cada año millones de niñas son sometidas de forma rutinaria a prácticas que les perjudican tanto física como emocionalmente con el pleno conocimiento y consentimiento de sus familias, amigos y comunidades. Así como que la contingencia sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus podría significar un retroceso en los planes de ayuda humanitaria. 

"Las prácticas nocivas contra las niñas les causan traumas profundos y duraderos, privándolas de su derecho a alcanzar su pleno potencial", dijo la directora ejecutiva del Fondo, la doctora Natalia Kanem, en un comunicado de prensa.

El informe enumera al menos 19 ritos, que van desde el planchado de los senos hasta la prueba de virginidad, que se consideran violaciones de los derechos humanos. Asimismo se centra en las tres prácticas más frecuentes: 

  1. La mutilación genital femenina, que se estima afectará a 4,1 millones de niñas este año;
  2.  El matrimonio infantil, con 33 mil niñas menores de 18 años obligadas a casarse; y 
  3. El sesgo extremo contra las hijas, a favor de los hijos varones.

Esta preferencia extrema y continua por los hijos varones en detrimento de las hijas en algunos países ha alimentado la selección del sexo con sesgo de género, o la negligencia extrema, que conduce a la muerte de las mujeres cuando son niñas, lo que da lugar a unos 140 millones de "mujeres desaparecidas", continúa el informe.

Durante una entrevista, la directora del Fondo en Ginebra, Mónica Ferro, alertó de que todas estas prácticas nocivas se basan en la "suposición de que los derechos y el bienestar de las mujeres y las niñas son menores que los de los hombres y los niños", lo que da lugar a que "tengan menos opciones y a que se las ponga bajo el control sexual, económico y jurídico de los hombres, lo que también constituye una violación de sus derechos humanos", acotó. 

Crisis por la Covid-19 altera los planes internacionales

Si bien se han hecho progresos para acabar con algunas prácticas perjudiciales en todo el mundo, la pandemia de la Covid-19 amenaza con revertir los logros alcanzados.

Un reciente análisis revela que, si los servicios y programas permanecen cerrados durante seis meses, de aquí a 2030 otros 13 millones de niñas podrían ser obligadas a contraer matrimonio y unos dos millones serían sometidas a mutilación genital femenina.

"La pandemia dificulta y hace que nuestro trabajo sea más urgente, ya que ahora están es riesgo muchas más niñas", concluyó Kanem. "No nos detendremos hasta que los derechos, las opciones y los cuerpos de todas las niñas sean totalmente suyos".

Ferro añadió que, para llegar a los cero casos, se necesita actuar mucho más rápido.



noticias relacionadas