16 de Noviembre de 2018

Mundo

Trágica explosión enluta ciudad China

La fuga de gas en un oleoducto derivó por la madrugada en un estallido que ocasionó al menos 35 muertos y 166 heridos en Qingdao.

Dos cadáveres yacen en el suelo tras la explosión de un oleoducto en la ciudad costera de Qingdao. (EFE)
Dos cadáveres yacen en el suelo tras la explosión de un oleoducto en la ciudad costera de Qingdao. (EFE)
Compartir en Facebook Trágica explosión <i>enluta</i> ciudad ChinaCompartir en Twiiter Trágica explosión <i>enluta</i> ciudad China

EFE
PEKÍN, China.- Al menos 35 personas murieron y 166 resultaron heridas, 65 de gravedad, por la explosión este viernes de un oleoducto en la ciudad costera de Qingdao, en el este de China, informaron las autoridades locales a la agencia oficial Xinhua.

El siniestro se produjo hacia las 10:30 horas de hoy (02:30 GMT) en el distrito de Huangdao, cuando unos trabajadores reparaban una fuga en el oleoducto que se había iniciado de madrugada.

El gobierno local ha descartado que se trate de un ataque orquestado, mientras la Administración Estatal para la Seguridad ha enviado a un equipo de trabajo al lugar de la catástrofe para ayudar a los grupos de rescate.

El presidente chino, Xi Jinping, pidió hoy el "máximo esfuerzo" en la búsqueda de supervivientes, y también urgió a las autoridades locales a que "no cejen en sus esfuerzos de rescatar a los heridos, encontrar las causas del accidente y reforzar la seguridad".

El primer ministro, Li Keqiang, emitió un comunicado similar, divulgado por la agencia Xinhua, que por el momento detalla que el incendio aún no ha sido sofocado y que más de un centenar de bomberos trabajan para apagarlo.

Evacuación

Algunos residentes de las localidades cercanas, señala Xinhua, "han sido evacuados por miedo a que ocurra una segunda explosión", mientras los hospitales próximos, como el del distrito de Huangdao, están saturados por la llegada de heridos (más de 50, según este centro).

Casi todos los heridos son, por el momento, a causa de la explosión en el oleoducto, propiedad de la mayor empresa petrolera china Sinopec, que destrozó una carretera contigua, esparció restos de cemento y otros materiales a varios metros a la redonda y rompió los cristales de numerosos automóviles cercanos.

El Gobierno local ha pedido calma a los habitantes de las zonas vecinas asegurando que por ahora no hay indicios de que el suceso haya generado contaminación en la región, próxima al mar.

Uno de los puentes marítimos de la zona ha sido cerrado a consecuencia del siniestro, y el tráfico ha sido desviado para facilitar el paso de los vehículos de emergencia. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios