18 de Noviembre de 2018

Mundo

EU ejecuta a un asesino serial

Acusado de 20 asesinatos y de atacar al dueño de la revista pornográfica Hustler, Larry Flint, fue ejecutado en Missouri.

En esta foto del 19 de octubre de 1998, Joseph Paul Franklin participaba en una audiencia en un tribunal en el condado Hamilton. (Agencias)
En esta foto del 19 de octubre de 1998, Joseph Paul Franklin participaba en una audiencia en un tribunal en el condado Hamilton. (Agencias)
Compartir en Facebook EU ejecuta a un asesino serialCompartir en Twiiter EU ejecuta a un asesino serial

Agencias
BONNE TERRE, Missouri.- Joseph Paul Franklin, un supremacista blanco que atacó a negros y judíos en una serie de asesinatos en todo el país entre 1977 y 1980, fue ejecutado el miércoles en Missouri, la primera condena a muerte aplicada en el estado en tres años.

Franklin, de 63 años, fue ejecutado en la prisión estatal de Bonne Terre por asesinar a Gerald Gordon de un balazo en una sinagoga de San Luis en 1977. Franklin fue declarado culpable de otros siete asesinatos en el país y se atribuyó responsabilidad por unos 20 en total, pero el caso en Missouri fue el único que llevó a la sentencia a muerte.

Mike O'Connell, del Departamento de Prisiones de Missouri, dijo que Franklin fue declarado muerto a las 6:17 horas.

De acuerdo con The Associated Press, la ejecución fue la primera en Missouri en la que se usó un solo fármaco: pentobarbital.

Franklin, diagnosticado como esquizofrénico paranoide, odiaba particularmente a las parejas interraciales

La suerte de Franklin quedó sellada el miércoles cuando la Corte Suprema de Estados Unidos ratificó un fallo de un tribunal federal de apelaciones que anuló dos aplazamientos de ejecución concedidos el martes por jueces en el estado.

Franklin admitió además haber herido a tiros al activista de derechos civiles Vernon Jordan y al dueño de la revista pornográfica Hustler, Larry Flint, que ha estado paralizado de la cintura para abajo desde el ataque en 1978.

Franklin, un esquizofrénico paranoide que creció en Alabama, comenzó a vagar por Estados Unidos en 1977 cuando tenía veintitantos años. Llegó a robar hasta 16 bancos para financiar sus andanzas.

Colocó una bomba en una sinagoga en Chattanooga, Tennessee, en julio de ese mismo año. Nadie resultó herido en la explosión, pero muy pronto comenzaron los asesinatos, la mayoría por balazos a larga distancia.

Franklin odiaba particularmente a las parejas interraciales. Varias de sus víctimas eran hombres negros que iban con mujeres blancas.

Llegó a las afueras de San Luis y escogió la sinagoga Brith Sholom Kneseth Israel en las páginas amarillas. El 8 de octubre de 1977, una ceremonia religiosa allí llegó a su fin y los invitados estaban reunidos en el estacionamiento cuando Franklin disparó desde un área contigua, matando a Gordon, que tenía 42 años.

Los asesinatos continuaron por otros tres años. Franklin fue capturado finalmente tras asesinar a dos jóvenes negros que se disponían a correr con dos muchachas blancas en Salt Lake City en agosto de 1980.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios