24 de Septiembre de 2018

Mundo

Expresidente lanza candidatura para el Senado de Colombia

Alvaro Uribe será el primer exmandatario en tiempos modernos en intentar retornar a la arena política desde el legislativo.

Uribe tiene una popularidad alrededor de 63 por ciento según recientes sondeos. (Agencias)
Uribe tiene una popularidad alrededor de 63 por ciento según recientes sondeos. (Agencias)
Compartir en Facebook Expresidente lanza candidatura para el Senado de ColombiaCompartir en Twiiter Expresidente lanza candidatura para el Senado de Colombia

Agencias
BOGOTA, Colombia.- El expresidente Alvaro Uribe lanzó el lunes su postulación al Senado colombiano para los comicios legislativos de marzo del 2014 y se convirtió así en el primer exmandatario colombiano en tiempos modernos en intentar retornar a la arena política desde el legislativo.

"Con mis convicciones y defectos, pero con amor a Colombia, estoy en esta causa del Centro Democrático. Hemos aprendido, queremos hacerlo mejor", dijo Uribe al leer una declaración desde su residencia en Rionegro, cerca de la ciudad de Medellín, uno de sus bastiones electorales, a 250 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Uribe, un abogado de 61 años, indicó que su postulación al Senado será por ese movimiento que creó en enero pasado y que se llama Centro Democrático, integrado principalmente por sectores conservadores y de viejos aliados políticos, según publica The Associated Press.

El expresidente (2002-2010) explicó que su postulación será parte de una lista de candidatos al Senado, por el Centro Democrático y que será anunciada posteriormente. El Senado colombiano tiene 102 miembros.

Legisladores de distintos partidos dijeron que Uribe, como cualquier colombiano, tenía derecho a postularse

Uribe, cuya popularidad está alrededor de 63 por ciento según recientes sondeos, deberá conseguir para él y su listado de candidatos mínimo 3 por ciento del total de votos válidos que se consignen en la jornada de marzo del 2014, o el equivalente a unos 450 mil sufragios.

En las pasadas elecciones legislativas de marzo del 2010, votaron 10.5 millones de colombianos, según los datos de las autoridades electorales en su página de internet.

Partidarios del exmandatario, como el senador Juan Carlos Vélez, indicaron en entrevista telefónica que calculan que en las próximas elecciones votarán unos 11 a 12 millones de colombianos y que la lista de Uribe conseguirá unos 2.5 millones a tres millones de votos "sin problemas" debido a la popularidad del ex mandatario en ciertos sectores y que por tanto se superará el umbral o mínimo de votos exigido de 3 por ciento.

Legisladores de distintos partidos dijeron que Uribe, como cualquier colombiano, tenía derecho a postularse, y que lo que estaba aún en duda era su caudal de votos, debido a que en un país como Colombia, el Estado central con su poder económico y su brazo político, representado en congresistas, son los que movilizan tradicionalmente al electorado.

"Todo el mundo tiene derecho a lanzarse a lo que quiera lanzarse...(pero) no creo que vaya a sacar tantos votos como se piensa", dijo en diálogo telefónico el senador Jorge Enrique Robledo, del izquierdista partido Polo Democrático Alternativo, uno de los mayores críticos tanto del expresidente como de su sucesor, el mandatario Juan Manuel Santos. Y ese caudal de votos no será tan grande porque "Santos se quedó con todos los coroneles electorales" o los congresistas que son los que movilizar la maquinaria electoral, agregó.

El presidente del Partido Liberal, representante a la Cámara Simón Gaviria, destacó que la eventual llegada de Uribe al Congreso era la de sectores de la "extrema derecha" con los que se identifica al exmandatario. Además "es atípico en Colombia que un expresidente aspire a ser senador", destacó Gaviria en diálogo telefónico al resaltar que Uribe se enfrentará en los comicios a antiguos aliados, que ahora apoyan a Santos, y por lo tanto "le bajara la votación de manera sustancial".

El exmandatario es una controvertida figura sobre quien pesan solicitudes de averiguaciones preliminares en la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, la única que puede investigar a mandatarios en ejercicio o exjefes de Estado, por casos que van desde traición a la patria hasta espionaje y siempre ha negado señalamientos de opositores y activistas de derechos humanos sobre presuntos lazos con el paramilitarismo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios