17 de Octubre de 2019

Mundo

Este caracol es la primera especie extinta de 2019

Se llamaba George, era un Achatinella apexfulva y tenía 14 años de vida.

El caracol 'George', era el último de la especie Achatinella apexfulva. (Hipertextual)
El caracol 'George', era el último de la especie Achatinella apexfulva. (Hipertextual)
Compartir en Facebook Este caracol es la primera especie extinta de 2019Compartir en Twiiter Este caracol es la primera especie extinta de 2019

Agencia
HAUÁI.- El primer día de 2019 el mundo perdió al último ejemplar del caracol Achatinella apexfulva. Se llamaba George y había vivido en este centro desde su nacimiento, catorce años atrás.

Este molusco, característico de los bosques de la isla estadounidense, llevaba varias décadas en peligro de extinción. Tanto que en 1997 los diez últimos ejemplares que quedaban en la naturaleza fueron llevados hasta la universidad en la que más tarde nacería George, publica el portal Hipertextual.

Lamentablemente, tanto aquellos 10 moluscos iniciales como las crías que nacieron más tarde murieron a causa de una enfermedad de origen desconocido, y dejaron al pequeño caracol solo en el mundo.

También te puede interesar: Descubren al 'Pikachu de la vida real' en Australia

Ahora, con su muerte, el planeta tiene una especie menos. Se convierte así en la primera en desaparecer en este 2019; aunque, por desgracia, lo más probable es que no sea la última.

Problema profundo

La extinción de cualquier especie supone un gran problema, por cómo se afecta a la biodiversidad de su zona, pero suele haber otras consecuencias menos conocidas, pero igualmente preocupantes.

En el caso de caracoles como los de la especie de George, ayudan a descomponer la materia vegetal e ingieren los hongos presentes en las hojas de algunas plantas, evitando las enfermedades que estos podrían causarles.

En el caso de Achatinella apexfulva, era una especie arborícola, por lo que cuidaba particularmente de los árboles, que a su vez le ofrecían alimento y cobijo.

Ahora, el cambio climático, la introducción de especies depredadoras y la caza indiscriminada, entre otros factores, han dejado a estas plantas desprotegidas.

Pero Hawái no es la única zona del mundo en la que los caracoles corren grave peligro. De hecho, si nos paramos a pensar, todos veíamos muchos más de estos pequeño tranquilos moluscos cuando salíamos a pasear al campo hace unos años, especialmente después de un día lluvioso. Son animales poco ruidosos, cuya pérdida puede pasar desapercibida. Sin embargo, la magnitud de las consecuencias de su extinción es muchísimo mayor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name