16 de Noviembre de 2018

Mundo

Buenas y malas noticias para espantacigüeñas en Texas

Las restricciones han obligado a más de la mitad de las clínicas de aborto en Texas a cerrar sus operaciones.

Integrantes del grupo Salud Integral de las Mujeres celebran frente a un mural, en McAllen, Texas, el fallo de la Suprema Corte de Justica sobre el aborto, el lunes 27 de junio de 2016. (Foto: Nathan Lambrecht/The Monitor vía AP)
Integrantes del grupo Salud Integral de las Mujeres celebran frente a un mural, en McAllen, Texas, el fallo de la Suprema Corte de Justica sobre el aborto, el lunes 27 de junio de 2016. (Foto: Nathan Lambrecht/The Monitor vía AP)
Compartir en Facebook Buenas y malas noticias para <i>espantacigüeñas</i> en TexasCompartir en Twiiter Buenas y malas noticias para <i>espantacigüeñas</i> en Texas

Agencias
AUSTIN, Texas, EU.- Los proveedores de abortos que celebran el fallo de la Corte Suprema que derogó el lunes grandes restricciones al aborto en Texas, también enfrentan una dura realidad: El daño está hecho, y las mujeres que esperaban ver nuevas clínicas para reemplazar a las docenas que han cerrado desde 2013, tendrán que esperar mucho tiempo.

De acuerdo con The Associated Press, las restricciones frenadas en una votación de 5-3 ya han obligado a más de la mitad de las clínicas de aborto en Texas a cerrar sus operaciones: de 41 instalaciones existentes antes de la aprobación de la ley, a tan solo 19.

En caso de que se hubiera decretado como constitucional la ley que alguna vez la senadora estatal demócrata, Wendy Davis, bloqueó temporalmente durante 11 horas con prácticas dilatorias, sólo hubieran permanecido abiertas 10 clínicas en un estado con una población de 27 millones de habitantes.

Pese a que el mayor decreto de la Corte Suprema respecto al aborto en una generación permite que Planned Parenthood y otras organizaciones en Texas, abran clínicas más modestas y pequeñas en Texas, los proveedores no prometieron la construcción de nuevas instalaciones. 

Y advirtieron que cualquier apertura podría tomar varios años, lo que significa que en el futuro cercano, las mujeres de los condados rurales de Texas posiblemente deban manejar largas distancias para llegar a las clínicas para abortos.

Se necesitan arrendar edificios. Se necesita contratar personal. Las clínicas necesitan obtener permisos estatales y fondos para equipamiento médico. En tanto, la legislatura controlada por los republicanos, con toda certeza se mantendrá hostil hacia los proveedores de abortos que intenten expandirse.

"Tenemos una difícil tarea en intentar determinar si podemos y cómo podemos reabrir nuestros centros de salud", dijo la fundadora de Whole Woman's Health, Amy Hagstrom Miller, cuya cadena de clínicas de aborto en Texas incluye al único proveedor del estado en la frontera sur con México.

La presidenta de Planned Parenthood, Cecile Richards, tampoco se comprometió de inmediato a que la mayor proveedora de abortos a nivel nacional abriera en un futuro más clínicas en Texas, pero expresó su esperanza.

"El simple hecho de reestablecer servicios en la comunidad y obtener los permisos no es algo que vaya a suceder de la noche a la mañana", dijo Richards, quien es hija de la exgobernadora de Texas, Ann Richards.

Lo que dicen las leyes

Las leyes de Texas requerían que los doctores que realizan abortos tengan privilegios de admisión en hospitales cercanos y obligan a las clínicas a cumplir con estándares casi hospitalarios para cirugía ambulatoria. 

Davis, en ese entonces senadora estatal que aspiró a la gubernatura en 2014, acaparó los reflectores a nivel nacional, cuando como parte de sus prácticas dilatorias, llenó el Capitolio estatal con estruendosos manifestantes cuyos gritos ensordecieron el pleno del Senado, mientras se agotaba el tiempo para votar la medida.

En ese entonces había más de 40 clínicas de aborto en Texas, pero ni Richards ni los grupos a favor del aborto predicen que Texas vuelva a contar con esa cifra. Davis dijo que, por ahora, las expectativas son que las áreas en las que no exista una clínica cercana, cuenten con una en los próximos seis meses, y que la meta para Texas no necesariamente es volver a superar las 40 clínicas.

"La referencia está más alineada con la proximidad geográfica", afirmó Davis. "Si las mujeres pueden acceder geográficamente a ese tipo de atención sin que represente grandes costos o la carga de un largo viaje, entonces estaremos donde necesitamos estar".

El dato

  • El fallo del lunes les da a los proveedores de abortos en Texas luz verde para seguir ofreciendo abortos en instalaciones similares a un consultorio médico. 
  • Muchas de las clínicas enfrentaban renovaciones multimillonarias para apegarse a la ley, como mejorar al sistema de ventilación y pasillos lo suficientemente amplios para acomodar camas de hospital.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios