15 de Diciembre de 2017

Mundo

Arde Ferguson: 'Perdonan' a policía blanco que mató a joven negro

La multitud enardeció al escuchar que el jurado investigador determinó que las evidencias contra Darren Wilson eran insuficientes para procesarlo.

Un vehículo de la policía arde en una calle de Ferguson, tras el ataque de manifestantes enojados por el fallo que dio un jurado de no acusar a un policía que mató a un joven negro. (AP Photo/David Goldman)
Un vehículo de la policía arde en una calle de Ferguson, tras el ataque de manifestantes enojados por el fallo que dio un jurado de no acusar a un policía que mató a un joven negro. (AP Photo/David Goldman)
Compartir en Facebook Arde Ferguson: 'Perdonan' a policía blanco que mató a joven negroCompartir en Twiiter Arde Ferguson: 'Perdonan' a policía blanco que mató a joven negro

Agencias
FERGUSON, Missouri.- La tensión racial volvió a Ferguson cuando el lunes por la noche un jurado investigador decidió no acusar formalmente al agente de la policía Darren Wilson por la muerte de Michael Brown, un joven negro desarmado cuyo fallecimiento a balazos desató protestas durante semanas.

Bob McCulloch, fiscal del condado de San Luis, anunció la decisión. Un jurado investigador integrado por nueve personas blancas y tres negras se reunió semanalmente desde el 20 de agosto para sopesar la evidencia. El panel trabajó 70 horas y escuchó a 60 testigos.

McCulloch señaló que los miembros del jurado de instrucción fueron "la única gente que escuchó a cada testigo ... y toda la evidencia". Agregó que muchos testigos presentaron declaraciones contradictorias que a fin de cuentas fueron inconsistentes con la evidencia física.

"Los miembros del jurado pusieron sus corazones y alma en este proceso", agregó.

Mientras McCulloch estaba leyendo su comunicado, una multitud se reunió alrededor de un automóvil donde estaban escuchando el mensaje en un radio. Cuando la decisión fue anunciada, la madre de Brown, Lesley McSpadden, quien estaba sentada en el techo del vehículo, rompió en llanto y comenzó a gritar antes de ser retirada del lugar rápidamente por gente que la apoya.

Regresa la violencia

La multitud estalló en rabia, dirigiéndose hacia una barricada donde policías con equipo antimotines estaban inmóviles. La muchedumbre empujó la barricada y comenzó a lanzar objetos a los agentes, incluido un megáfono. La policía se mantuvo en su posición.

Un grupo de manifestantes, ataviados con sudaderas con capucha y usando pañoletas para cubrirse el rostro, trataron de volcar una patrulla y lanzaron piedras y botellas contra la policía, que respondió con gases lacrimógenos.

Los proyectiles con gases cayeron a los pies de un equipo de periodistas de la cadena CNN que se encontraba transmitiendo en vivo, los cuales suspendieron temporalmente su aparición para refugiarse y colocarse máscaras antigases.

Tras la muerte de Michael Brown, Ferguson vivió semanas de protestas que en ocasiones se tornaron violentas

Al menos un vehículo de la policía que se encontraba en las inmediaciones de las oficinas de la fiscalía de St. Louis, donde se dio lectura a la decisión del gran jurado federal, fue incendiado por los manifestantes.

Las cuadrillas policiales avanzaron hacia la multitud a bordo de vehículos blindados. Los gases tuvieron el efecto de dispersar momentáneamente a los manifestantes.

Testigos presenciales escucharon la detonación de varios disparos, aunque sin poder determinar la procedencia.

Algunas de las calles de Ferguson se convirtieron en escenario de una gigantesca cortina de humo.

La familia de Michael Brown se declaró “profundamente decepcionada” por la decisión del gran jurado.

En un mensaje televisado esa misma noche, el presidente Barack Obama pidió que las protestas sobre el caso sean pacíficas.

Se habrían requerido al menos nueve votos para acusar formalmente a Wilson. El panel se reunió en secreto, una práctica estándar para este tipo de procedimientos.

Otra investigación

El Departamento de Justicia efectúa una investigación por separado de posibles violaciones a los derechos civiles que podrían resultar en que se apliquen cargos federales. 

Dicho departamento también puso en marcha una investigación amplia en torno al Departamento de Policía de Ferguson en busca de patrones de discriminación.

La balacera ocurrida el 9 de agosto encendió tensiones en el suburbio de San Luis predominantemente de raza negra que es patrullado por una fuerza policiaca integrada en gran medida por miembros de raza blanca.

Mientras el cadáver de Brown permanecía durante horas a la mitad de una calle residencial, una enojada multitud de transeúntes se reunió. 

Ocurrieron disturbios y saqueos la noche siguiente, y la policía respondió con vehículos blindados y gas lacrimógeno.

Las protestas continuaron durante semanas, frecuentemente pacíficas, pero en ocasiones se tornaron violentas. El gobernador de Missouri, Jay Nixon, convocó brevemente a la Guardia Nacional.

(Información de The Associated Press y Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios