21 de Noviembre de 2018

Mundo

El encanto de Justin Trudeau ‘topó con pared’ en la India

Los desatinos del canadiense eclipsan los ya de por sí magros resultados del viaje.

La familia fue criticada por vestirse como para una película de Bollywood. (La Nación)
La familia fue criticada por vestirse como para una película de Bollywood. (La Nación)
Compartir en Facebook El encanto de Justin Trudeau ‘topó con pared’ en la IndiaCompartir en Twiiter El encanto de Justin Trudeau ‘topó con pared’ en la India

Agencias
MONTREAL, Canadá.- La prensa canadiense ha empleado sin reparos el término “fracaso” para describir el viaje del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y no pocos medios indios han usado también palabras ásperas. Los resultados económicos de la gira –de por sí catalogados como discretos por los expertos- quedaron eclipsados por varios desatinos.

El avión de la delegación canadiense aterrizó en el aeropuerto Indira Gandhi de Nueva Delhi la noche del pasado 17 de febrero. El recibimiento a Trudeau mostraba ya un ambiente enrarecido. Al pie de la escalera lo esperaba Gajendra Singh Shekhawat, ministro de Agricultura, en vez del primer ministro Narendra Modi, quien se ha distinguido por sus efusivas bienvenidas a diversos mandatarios.

También te puede interesar: Lanzan a la venta el calendario de Justin Trudeau

“¿Por qué la India está siendo tan ruda con Trudeau? La respuesta tiene que ver con los sijs”, escribió el periodista indio Shivam Vij en las páginas del Washington Post. Desde hace varios años, el país asiático sostiene que Canadá es demasiado ‘complaciente’ con algunos miembros de este grupo étnico deseosos de la creación de la República de Jalistán en el Punjab.

Unos 475,000 sijs viven en Canadá, la mayoría de ellos simpatiza con el Partido Liberal de Justin Trudeau. A su vez, el primer ministro canadiense cuenta con cuatro ministros de origen sij. Trudeau tuvo que responder a las preguntas de la prensa india sobre la situación en el Punjab. “Reconocemos y apoyamos una India unida”, señaló a este respecto en una conferencia de prensa en Mumbai.

Sin embargo, un error en su equipo provocó una tormenta. En la lista de invitados a una recepción en la Embajada de Canadá figuraba Jaspal Atwal, un indo canadiense acusado de participar en un atentado en 1986 contra un político del gobierno indio en Vancouver. Atwal formaba parte en ese entonces de un grupo radical sij. Trudeau tuvo que disculparse.

Preguntaban con desagrado si acaso eran unas vacaciones familiares con ciertos momentos de trabajo para el primer ministro.

Además, la familia de Trudeau eclipsó negativamente la visita. Las imágenes de la familia paseando por diversos sitios como el Taj Mahal y la residencia de Mahatma Gandhi, fueron reprobadas por políticos, periodistas y usuarios de redes sociales, quienes  preguntaban con desagrado si acaso eran unas vacaciones familiares con ciertos momentos de trabajo para el primer ministro.

La familia también fue criticada por su vestimenta, que en esta ocasión fue tachada de excesiva. Medios indios comentaron con sorna que la familia parecía vestida para acudir a una boda tradicional o para una película de Bollywood.

Estos incidentes ocultaron lo que el primer ministro canadiense negoció con empresarios y ministros. En un principio, Trudeau había expresado que 1.000 millones de dólares canadienses (unos 644 millones de euros) llegarán a su país en inversiones indias. Sin embargo, miembros de la delegación de Canadá corrigieron al primer ministro: 250 millones irán a suelo canadiense y el resto será invertido en el país asiático.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios