24 de Septiembre de 2018

Mundo

Abogado dispara a otro en un tribunal, luego se suicida

Joseph Scipilliti, era objeto de un procedimiento disciplinario por parte del Colegio de Abogados; le había dictado una suspensión de tres años.

Agentes de policía llegan al tribunal de Melun en París, hoy. Un abogado tomo un arma de fuego durante un proceso y disparó al presidente del Colegio de Abogados de Melun en el interior del tribunal de esta ciudad, luego se suicidó. (EFE)
Agentes de policía llegan al tribunal de Melun en París, hoy. Un abogado tomo un arma de fuego durante un proceso y disparó al presidente del Colegio de Abogados de Melun en el interior del tribunal de esta ciudad, luego se suicidó. (EFE)
Compartir en Facebook Abogado dispara a otro en un tribunal, luego se suicidaCompartir en Twiiter Abogado dispara a otro en un tribunal, luego se suicida

EFE
PARÍS, Francia.- Un abogado que era objeto de un procedimiento de sanción hirió hoy de gravedad con un arma de fuego al presidente del Colegio de Abogados de Melun en el interior del tribunal de esta ciudad, al sur de París, antes de suicidarse.

El fiscal de Melun, Daniel Atzenhoffer, que habló de "tentativa de asesinato", señaló en una comparecencia de prensa que el agresor, Joseph Scipilliti, era objeto de un procedimiento disciplinario por parte del Colegio de Abogados, que en mayo pasado había dictado una suspensión de tres años en el ejercicio de su profesión.

Esa sanción tenía su origen en una serie de "faltas deontológicas (morales)", entre las que había "injurias y amenazas verbales" al presidente de esa organización profesional de Melun, Henrique Vannier, precisó Atzenhoffer.

Los hechos ocurrieron hacia las 07.30 GMT en la segunda planta del Palacio de Justicia, en concreto en los locales del Colegio de Abogados.

Según el relato de una periodista del canal "BFM TV" que estaba en el tribunal cubriendo un proceso Scipilliti disparó tres veces contra Vannier, antes de volver el arma contra sí mismo y suicidarse.

El herido, trasladado de urgencia a un hospital de Créteil, ciudad limítrofe con París, fue intervenido esta tarde y su vida ya no corría peligro, según los médicos.

El sospechoso pudo entrar con un arma en el Palacio de Justicia porque utilizó su carné de abogado, que le exime de tener que someterse a los controles de seguridad que obligan al público a introducir los objetos que llevan consigo por el escáner.

El suicida, que había trabajado para colectivos de extrema derecha, había enviado horas antes de su acción a conocidos un texto en el que cargaba en particular contra las instituciones judiciales.

La ministra francesa de Justicia, Christiane Taubira, además de enviar un mensaje de "simpatía" en un comunicado a la familia y amigos de Vannier y de respaldo al Colegio de Abogados de Melun y a los magistrados del tribunal, dijo estar dispuesta a una reflexión sobre medidas de seguridad suplementarias en los edificios judiciales.

Taubira, en declaraciones al canal "BFM TV", recordó que el Gobierno ya había decidido una partida de 12 millones de euros para tribunales y otros centros de justicia.

También dijo que no establecerá obligaciones a los letrados para que pasen los controles de acceso como el público, a menos que los colegios de abogados se lo pidan y que tienen que ser ellos los que señalen a las autoridades cuando hay riesgos.
Para el presidente del Colegio de Abogados de París, Pierre-Olivier Sur, ese tipo de medidas no son necesarias.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios