22 de Septiembre de 2018

Mundo

Cara de niño y corazón de terrorista... el asesino del sacerdote

Adel Kermiche, de 18 años y orígen argelino, ya tenía indicios de una radicalización; su familia lo reportó a las autoridades francesas.

La cuenta de Facebook del joven que acuchilló a un sacerdote católico galo de 86 años ha sido desactivada este miércoles. (Facebook)
La cuenta de Facebook del joven que acuchilló a un sacerdote católico galo de 86 años ha sido desactivada este miércoles. (Facebook)
Compartir en Facebook Cara de niño y corazón de terrorista... el asesino del sacerdoteCompartir en Twiiter Cara de niño y corazón de terrorista... el asesino del sacerdote

Agencias
NORMANDÍA, Francia.- Uno de los dos terroristas que degollaron a un sacerdote en una iglesia de la región francesa de Normandía ha sido identificado como Adel Kermiche, un joven de 18 años y orígen argelino, informa el diario británico 'The Independent'.

Según publicó el sitio web de RT, Kermiche y su cómplice, al que no se ha identificado aún, irrumpieron en la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, cerca de la ciudad de Rouen, y obligaron al sacerdote Jacques Hamel, de 86 años de edad, a arrodillarse mientras era degollado ante una cámara. Método similar al de los verdugos del Estado Islámico.

Uno de los atacantes portaba un arma de fuego y gritó 'Alá Akbar' en el momento de entrar en el templo católico, mientras que el otro llevaba una falsa bomba con un temporizador.

Otros cuatro rehenes, entre ellos dos monjas y dos feligreses, fueron rescatados por un comando policial que mató a los terroristas a tiros. Al tiempo, una monja lograba escapar para dar la voz de alarma.

Un amigo de la familia de Kermiche reveló que el joven creció en Saint-Etienne-du-Rouvray, Normandía. Su madre es profesora. Además, tenía una hermana médico en Rouen y un hermano.

El mismo amigo explicó que la familia del joven yihadista había avisado previamente a las autoridades francesas sobre la radicalización de Kermiche.

El joven fue detenido en 2015 cuando intentaba entrar en Siria para unirse al Estado Islámico con el pasaporte de su hermano. Fue enviado de vuelta a Francia.

El sacerdote Jacques Hamel, la víctima de este cruel crimen, ha sido descrito por sus parroquianos como una persona suave, humilde y modesta, que decidió continuar con su vocación pese a su avanzada edad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios